Polémica por el nuevo retablo de San Miguel en Guadix

2,807FansMe gusta
4,420SeguidoresSeguir
2,223SeguidoresSeguir
323SuscriptoresSuscribirte

Solemne Triduo a Nuestra Señora de Montserrat

Durante los días 1, 2 y 3 de diciembre se celebrara el Solemne Triduo en honor a Nuestra Señora de Montserrat.Los cultos comenzarán a...

El Llamador de Canal Sur Radio 2021 se otorgará a la Banda Sinfónica Municipal de Sevilla

Así fue anunciado en el último programa radiofónico emitido el pasado lunes en el que se reconoció a todos sus integrantes la difícil situación...

Agenda Cofrade en Ávila para la primera semana de Diciembre

A continuación podrán encontrar todos los horarios e informaciones de interés, sobre los Actos y Cultos Cofrades para primera semana de Diciembre en Ávila.Lunes...

La iglesia accitana de San Miguel se ha convertido en las últimas semanas en un importante foco de polémicas, debido a los cuatro nuevos cuadros de su retablo.

Vayamos a los antecedentes: Hace unos meses, el párroco de San Miguel, Antonio Fajardo, decidió encargar al pintor malagueño José Antonio Jiménez (autor del polémico cartel de la Semana Santa de Málaga del 2019) cuatro cuadros para el retablo de la parroquia, en los que se representara a San Pedro, San Pablo, San Fandila y San Torcuato.

Hace menos de un mes, estas cuatro pinturas quedaron instaladas en el retablo de la iglesia y, cuál sería la sorpresa de muchos vecinos al ver que las caras de esos santos eran muy conocidas para ellos: la cara de San Pedro es la del propio pintor, las de San Pablo y San Torcuato son las de dos feligreses conocidos de la parroquia y vecinos del barrio de San Miguel, y la de San Fandila, la del propio párroco.

Sin duda se trata de una visión «innovadora» de la santidad – demasiado innovadora seguramente para algunas personas – ya que viendo estas pinturas puede haber quiénes piensen (o quiénes pensemos, un servidor se incluye en este grupo) que el humanizar tanto a santos o apóstoles lo que se está haciendo es «desvirtuar» en cierto modo la santidad, al estarse representado a gente «de a pie» en lugar de a santos.

Según el propio párroco, la intención de estas pinturas era la de mostrar que cualquier persona puede ser santo, y que para serlo no hay que cumplir un determinado «cánon», ya que, como ha declarado para diferentes medios «Con un piercing puedes ser santo y con una cresta puedes ser santo, no tienes que ser ni ‘ñoño’ ni antiguo». Las declaraciones del propio pintor son muy similares a las dadas por el Padre Antonio: «Recurro a modelos actuales para que la gente vea que lo de la santidad no está tan lejos, todos estamos llamados a ser santos».

Además, el Padre Antonio se justifica explicando que «ahora no se habla ni castellano antiguo ni latín» y por esto por lo que Don Antonio decidió encargar un retablo actual, en el que las imágenes de los santos no aparecieran representadas «como siempre».

Sin duda se trata de un tema delicado que no ha dejado indiferente a los accitanos (más aún al haber aparecido en diversas cadenas de televisión nacionales), que acusan al párroco de narcisista o vanidoso, al haberse querido representar a sí mismo en el retablo.

La polémica generada por esta serie de pinturas puede recordarnos en cierto modo a otro tipo de encargos con similar resultado, los que las clases altas de la sociedad feudal y estamental realizaban hace siglos para que, de igual manera que en el retablo accitano, fueran sus caras las que aparecieran en el cuerpo de santos o apóstoles, o acompañando incluso a éstos.

Sirvan como ejemplos la importante cantidad de representaciones de los Reyes Católicos orando ante la Virgen o el buen número de obras en la que gran cantidad de nobles guerreros han sido representados a lo largo de la Edad Media como San Jorge a caballo o como el propio apóstol Santiago en su calidad de «Matamoros» guerreando contra los musulmanes durante la Reconquista.

Un último ejemplo, centrándonos en el arte puramente cofrade es el apostolado de la Sagrada Cena de Málaga, ya que en entre los apóstoles, se encuentra un autorretrato de su autor, Luis Álvarez Duarte, que se representó en el rostro de San Juan.

Como se está viendo en estos últimos días y semanas, la polémica está servida y las opiniones de los vecinos y feligreses son muy diversas.

Nacho Raso.

¿Te ha gustado este artículo?

Más noticias de Diario de Pasión

Bendecida en Madrid la nueva obra del imaginero Juan Manuel Montaño

Se trata de un Cristo Yacente para la localidad de Pinto, donde recibirá culto.El pasado domingo quince del presente mes, la Hermandad de Nuestro...

La Junta de Andalucía colabora en restauraciones de patrimonio granadino

Durante estos días la ciudad de Granada vienen recibiendo diferentes noticias sobre la restauración de diferentes imágenes y patrimonios inmobiliarios que serán restaurados bajo...
2,807FansMe gusta
4,420SeguidoresSeguir
2,223SeguidoresSeguir
323SuscriptoresSuscribirte

Solemne Triduo a Nuestra Señora de Montserrat

Durante los días 1, 2 y 3 de diciembre se celebrara el Solemne Triduo en honor a Nuestra Señora de Montserrat.Los cultos comenzarán a...