domingo, 26 junio 2022
Booking.com

Kofraudes a la calle

Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,962SeguidoresSeguir
488SuscriptoresSuscribirte

Madrid, estas en un momento esplendido, en plena eclosión cofrade, creciendo a pasos agigantados, pero no te descuides, que el trabajo de tantos años se puede desmoronar en un simple paso.

Desde aquí hago un llamamiento al publico cofrade, pero no excesivamente cofrade, que ha abarrotado las calles de la capital esta Semana Santa.

Dos palabras, compostura y saber estar.

Soez y fuera de lugar son las palabras que se me vienen a la cabeza cuando oigo todos aquellos vivas del palo viva la guardia civil, los costaleros, los músicos, España, el alcalde, la presidenta, el hermano mayor, el capataz y hasta el camarero del bar de al lado. Y esto viene dado por un simple motivo, se nos olvida que a quien venimos a ver es al que esta encima, y no al que está debajo, el resto son meros figurantes.

Del mismo modo, hay fuerzas extrañas y sobrenaturales que incitan a un cierto sector a romper la solemnidad y recogimiento del momento, por que a ellos le parece lo más adecuado aplaudir en una salida, levantá o incluso revira, de una hermandad de negro. Si ves que el momento no invita a ello, ¿por qué lo haces madrileño?, y señora, igual que yo no le digo a usted como hacer su trabajo, no diga a los acólitos que no echen tanto incienso, que ya es lo que faltaba, y ya de paso, no se me ponga en medio cuando intento disparar, que sí, que sé que su móvil hace muy buenas fotos y se las va a pasar a su amiga Mari, pero por lo menos, no moleste y deje trabajar.

Porque estas mismas fuerzas sobrenaturales que nos incitan a convertir una estación de penitencia en una romería, son las mismas que empujan a cierto sector a atravesar sin miramiento alguno por todo el medio de una banda de música, como si los músicos no fueran personas.

Los tirones de orejas no solo van para el público, que alguna que otra hermandad, en lo que respecta a la asignatura de la compostura en la calle, le quedó para septiembre, que parece que se ha puesto de moda lo de llevar 500 metros entre el último músico del cristo y el tramo de Virgen.

Tirón de orejas también para ciertas crucetas musicales o callejero fuera de lugar, tener un repertorio poco cuidado, es desvestir un santo para vestir a otro.

Y para terminar, si no sabes cantar, limítate a aplaudir, que el afán de protagonismo, por desgracia en este mundo, está a la orden del día.

He dicho.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compartelo!

Más noticias de Diario de Pasión

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,962SeguidoresSeguir
488SuscriptoresSuscribirte