jueves, 11 agosto 2022
Booking.com

Cartelería cofrade de Huelva

Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,984SeguidoresSeguir
489SuscriptoresSuscribirte

Miguel Verdejo deja, una vez más, su personal impronta para el recuerdo.

Tan solo se trataba de un cartel, un cartel cofrade.

Hay muchos, pocos, demasiados, sencillos, elaborados…

La crítica siempre les ha prestado mucha atención, merecida e incluso desmerecida. Sentimientos encontrados y un gusto variopinto que, en definitiva, es el que nos define a todos como seres individuales, únicos, irrepetibles. Vale dicha máxima para artistas y para observadores, que ejercen la labor de críticos, remunerados o no.

Yo me fijé en un cartel (me fijo en muchos) y me dio por reflexionar. Cuestiones del azar. Ocasión y oportunidad. Las redes son un aliado cuando son bien gestionadas, una fuente de información infinita que hay que filtrar, y la belleza es un criterio tan válido como cualquier otro. El rostro de una dolorosa y amén.

El cartel que Miguel Verdejo había realizado para la conmemoración del Centenario del Misterio de la Virgen de la Consolación y Correa en sus Dolores, de la Hermandad de la Buena Muerte de Huelva, penetró en mis ojos y dibujó en mis retinas cada una de sus líneas y requiebros. Así, de ese modo tan inesperado, quedé enamorado…

No soy de urgencias. No. Aunque la paciencia nunca me ha caracterizado. Un like impersonal y una descarga de la imagen a mi escritorio me parecían modos de proceder descafeinados de ambición para dedicarle unas líneas a una imagen, tal era mi deseo.

Era preciso contactar con el autor para que me diera más detalles. Así obré y me encontré con una agradable voz que no dudó en saciar mi sed de saber. Mi pregunta solo prendió la llama de su respuesta:

«El fondo azul refleja el cielo al que  mira la Virgen cuando realiza su salida triunfal desde el Convento de las RR MM Agustinas, momento inmortalizado metafóricamente en la obra, en la que es imposible obviar la Parroquia de la Purísima Concepción, aquella que permanece en la memoria, la única que nos ofrece su mano cuando nos olvidamos de que todo árbol posee raíces que lo sustentan y le vieron crecer. El Misterio de la Cruz completa la escena».

Autor: Miguel Verdejo

Emoción contenida. Curiosidad saciada. Ambos extremos de una llamada telefónica y la tensión narrativa de un cable invisible capaz de transmitir lo que solo el lenguaje del alma ha encriptado.

Hay algo especial en cada trazo. Un enigma. La solución la aporta el autor, contenido, sereno aunque a punto de perder la compostura.

«Solo algunos lo saben, pero detrás de mis manos estaba mi tío, Manuel Romeu Martín, cofrade infatigable y ejemplar, antiguo Hermano Mayor de la Corporación, quizás una de las personas más entregadas a la conservación y transmisión de la herencia cultural y tradiciones que he conocido»

Tensión liberada en lágrimas solo intuidas.

La talla que Joaquín Gómez del Castillo realizara en 1940, encuadrada en el movimiento de restauración de la imaginería procesional de postguerra no podría haber sido mejor homenajeada.

Miguel Verdejo no alardea. Tan solo se santigua, o eso es lo que intuyo al dar por finalizada la conversación. Hemos quedado en conocernos personalmente para intercambiar impresiones.

Un cartel, una impronta, una imagen y mucha devoción, quizás esencia viva de amor a una Madre y a la Semana Santa…

Cuéntame amigo qué sabes sobre el misterio de la Cruz…

Francisco Javier Torres Gómez

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compartelo!

Más noticias de Diario de Pasión

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,984SeguidoresSeguir
489SuscriptoresSuscribirte