domingo, 28 noviembre 2021
Booking.com

La Virgen del Buen Suceso, la primera de Cieza

Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,759SeguidoresSeguir
466SuscriptoresSuscribirte

Con las primeras luces del día, la Patrona de Cieza salía a la calle en traslado hacia su santuario tras dos años de estancia en la Basílica de la Asunción. Su salida fue un hecho histórico, marcando el regreso de las procesiones a la “Perla del Segura”.

A las 6:30 de la madrugada, en el silencio de las horas previas al amanecer, el pueblo de Cieza se despertaba con el repique general del Campanario de la Basílica de Nuestra Señora de la Asunción, dando el primer aviso para la Santa Misa de despedida a la Patrona de la localidad, la Santísima Virgen del Buen Suceso Coronada. Incluso desde antes de que sonaran las campanas, ya se oía a devotos y fieles recorrer las calles aledañas del templo, buscando el interior de las naves basilicales para coger sitio.

La misa, que comenzaba a las 7 horas, fue presidida por el consiliario de la Junta de Hermandades Pasionarias y reverendo cura párroco de la Basílica, don José Antonio García López, el cual (al igual que haría don Joaquín Gómez Rubio, presidente de la Junta de Hermandades, al término de la celebración) expresó su alegría por el retorno del culto público, aunque llamó a la cordura y a la prudencia, a mantener las medidas y protocolos de seguridad marcados para evitar contagios.

A las 8:06 exactamente, al son del Himno Nacional y del repicar de las campanas, entre aplausos y vítores se ponía en la calle la Patrona de Cieza, siendo la primera imagen en salir en Procesión desde aquel malhadado 14 de marzo de 2020. En esta ocasión, como medida extraordinaria, lo hacía no en su trono, sino en unas pequeñas andas cedidas por la Real Cofradía de Nuestra Señora de Gracia y Esperanza. Como es habitual en sus romerías, la Virgen del Buen Suceso aparecía ataviada con uno de sus trajes de color rojo. También lucía un juego de coronas y cetro plateados, así como la Cruz de Caravaca que se le regaló en su peregrinación a la Ciudad Santa murciana durante el Año Jubilar de la Vera Cruz en 2017. En cuanto al adorno floral, a pesar de no ir en su trono, la Virgen aparecía  enmarcada en un arco de flor blanca.

Apenas media hora después, el cortejo se despedía de la Ciudad en el Puente de Hierro para comenzar el camino de unos 6 kilometros que separa Cieza del Collado de la Atalaya, emplazamiento del Santuario de la Virgen. A pesar de las dificultades que plantea un evento de estas características y de las más de mil personas que acudieron a acompañar a su Patrona, la Romería transcurrió con normalidad y seguridad, quedando para el recuerdo la curiosa estampa de una romería con mascarillas, sin verbena ni tascas, pero con la alegría del regreso a la normalidad.

Hacia las 11 de la mañana llegaba el populoso cortejo hasta las inmediaciones del Santuario, recreándose la Virgen antes de entrar definitivamente en el recinto que abandonara el 8 de septiembre de 2019 y al que, primero por causa de la DANA y después por el Covid-19, aún no había podido regresar. Una vez a las puertas del Santuario, ante la Cruz que, desde un mirador, protege toda la Vega de Cieza, se llevó a cabo una oración en la que se pedía la intercesión y bendición de la Virgen, especialmente para los campos y sus trabajadores. Tras este respondo, a las 11:35 hacía su entrada, de nuevo entre vítores y aplausos, concluyendo una romería histórica. Allí, en su Ermita, la Virgen del Buen Suceso aguardará hasta el próximo 8 de septiembre de 2022 en que, Dios Mediante, volverá a la ciudad de la que es Reina y Patrona.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compartelo!

Más noticias de Diario de Pasión

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,759SeguidoresSeguir
466SuscriptoresSuscribirte