miércoles, 20 octubre 2021
Booking.com

La guía de la Semana Santa de Cieza: claves y consejos

Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,722SeguidoresSeguir
464SuscriptoresSuscribirte

La Región de Murcia, a pesar de ser de las más pequeñas en extensión de toda la geografía nacional, esconde cientos de maravillas para descubrir. Es sorprendente la cantidad de tradiciones diferentes que se conservan a lo largo y ancho de su geografía. La Semana Santa no es una excepción. Entre otras, la pequeña ciudad de Cieza destaca por tener una tradición cofrade de siglos, de las más arraigadas de toda Murcia, con decenas de pequeñas peculiaridades que la hacen única. No en vano es, desde 2011, de Interés Turístico Nacional.

Seis siglos de historia

La Semana Santa de Cieza tal y como la conocemos tiene su primer origen en la predicación en 1411 de San Vicente Ferrer, fecha en la que se fundaría la primitiva Archicofradía de la Sangre. Aunque esta cofradía desaparecería en el s.XIX, la semilla cofrade que plantó sigue muy viva en las 18 cofradías y hermandades que desfilan, datando las más antiguas (Nazareno y Soledad) de 1692.

Una Semana Santa multicolor y multitudinaria

En cada una de las 10 procesiones y 9 traslados que se suceden entre Viernes de Dolores y Domingo de Resurrección, destaca la gran gama cromática de las distintas túnicas. En procesiones como la General del Miércoles Santo, o las del Penitente y del Santo Entierro del Viernes Santo, participan hasta 14 de las 18 cofradías, cada una con un paso distinto, formando un desfile homogéneo pero muy colorido. Esto es especialmente palpable en la Procesión de la Palma, la mañana de Domingo de Ramos, en la cual participan hasta 5000 cofrades de cada una de las 18 corporaciones, cada uno con sus túnicas, portando palmas y ramos de olivo. En total, casi el 50% de la población participa de una manera u otra en su Semana Santa.

Vocabulario Propio

Antes de entrar en materia, quizás sea mejor definir algunos conceptos sin los cuales no se podrá entender la Semana Santa de Cieza

  • Anda: Trono o Paso. Estructura de Madera tallada y decorada que porta a las imágenes. Suele constar de entre 6 y 8 varas (3 o 4 delanteras y traseras respectivamente) sobre las que se porta el paso.
  • Andero: Dado que los pasos son andas, aquellos que los portan son llamados anderos. Por cada vara suele haber entre 4 y 10 anderos, dependiendo del peso del trono.
  • Armaos: Sobrenombre popular de la Cofradía del Tercio Romano del Santo Sepulcro
  • Báculo: Vara metálica, por lo general decorada con orfebrería y luz, que portan los penitentes de las cofradías. Puede ser sustituida por una vela o cirio, o por cruces la mañana de Viernes Santo.
  • “Bailar el Santo”: Característica forma de llevar los tronos, propia de los Traslados y de Domingo de Resurrección que consiste en balancearlos al son de los pasodobles. También se le denomina “picar”, si es muy pronunciado el balanceo.
  • Cabo de Varas o de Andas: Persona encargada de dirigir el paso de un trono y de marcar las subidas y bajadas mediante una campana.
  • Capurucho: Capuz o Capirote. Gorro puntiagudo que llevan los nazarenos o penitentes, a los que también se les nombra como “capuruchos”.
  • Caracola: Popular coreografía realizada durante el desfile por los Armaos en la cual las distintas escuadras se van entrecruzando emulando el dibujo de un caracol.
  • Cortesía: Popular acto celebrado el Domingo de Resurrección en el que los “Santos” se hacen reverencias entre sí.
  • Dormis: Sobrenombre de la Cofradía y de los Cofrades de la Oración del Huerto y Santo Sepulcro
  • Junta: En Cieza, el nombre del Cabildo es Junta de Hermandades Pasionarias, y es uno de los más antiguos de España, fundado en 1914.
  • Remolacha: Apelativo con el que se denomina a los Tercios Infantiles, cuyo desfile suele ser por lo general un tanto desordenado y caótico.

Meteorología y ambiente

Si vienes a Cieza en Semana Santa no necesitarás mucha ropa, pues durante el día tendrás una temperatura muy agradable, con una camisa y una chaqueta te arreglas. Eso sí, no olvides un abrigo, que por las noches refresca, y un paraguas, aunque no suele llover mucho, a veces le da por caer un chaparrón. Además, puedes aprovechar el buen tiempo y los ratos libres entre procesión y procesión para visitar el resto de museos e iglesias de Cieza. O bien acercarte hasta el rio, a menos de cinco minutos andando desde el centro y disfrutar de la huerta ciezana en plena floración. ¡Todo un espectáculo para los sentidos!

Dónde y qué comer

Entre actos y procesiones hay que reponer fuerzas, y eso lo puedes hacer en cualquiera de los bares que tienes por todo el centro de la Ciudad. La Plaza de España o el Paseo son dos lugares donde no puedes dejar de sentarte a comer, merendar, cenar o desayunar. Además… ¡Las procesiones pasan por allí! Disfruta de tu cervecica con tu marinera (Rosquilla o colín, como le llamamos en Cieza, con ensaladilla rusa y una anchoa) y un buen plato de arroz y conejo, o unos buñuelos de bacalao, mientras esperas que pase la procesión. Y si te gusta el dulce, que no se te olvide pasar por cualquiera de las panaderías y degustar una buena torta de pan dormido, un dulce capaz de reanimar al más desfallecido.

Un patrimonio envidiable

La Semana Santa de Cieza ofrece cuenta con un patrimonio que más de uno quisiera para sí. Un total de 43 pasos donde hasta los tronos llaman la atención. Los mejores imagineros y tallistas del siglo XX y XXI, murcianos y nacionales, se dan cita esos días en Cieza. Podrás disfrutar de algunas de las mejores obras procesionales de González Moreno, José Capuz, Hernández Navarro, Romero Zafra y del escultor local Manuel Juan Carrillo entre otros muchos. Y ni se te ocurra taparte los oídos, porque Cieza cuenta con un patrimonio de más de 60 marchas y pasodobles compuestos expresamente para sus Cofradías y Pasos. Seguro que has escuchado “Cristo del Perdón” de José Gómez Villa alguna vez. ¡Pues es nuestra! Algunos sólo los podrás escuchar aquí, así que: ¡atento! Y no dejes de preguntar por lo que no conozcas, que cualquier ciezano estará dispuesto a explicarte qué estás viendo y escuchando. Si algo nos gusta a los ciezanos es presumir de nuestra Semana Santa.

Momentos inolvidables y procesiones únicas

La Semana Santa de Cieza está llena de instantes únicos. ¿Quieres asistir al “Prendimiento” de Jesús, el Nazareno como si estuvieras en Getsemaní hace 2000 años? Ven el Martes Santo y podrás disfrutar de esta representación con dos siglos de historia. Además, con una flamante banda sonora compuesta por Roque Baños. ¿Qué más se puede pedir? Por otra parte, si nunca has visto una procesión a “paso ordinario”, es decir, a ritmo de pasodoble, ven a Cieza y disfruta de la tarde del Miércoles Santo y los traslados de San Juan y Santa María Magdalena; o bien ven la mañana de Domingo de Resurrección y se testigo de la Procesión del Resucitado y la Cortesía (mira el punto 3). Eso sí, mucho ojo, ¡porque los caramelos vuelan por todas partes! O si prefieres un momento de recogimiento, la noche del Jueves Santo es tu noche. En la Procesión del Silencio verás al imponente Cristo de la Agonía de González Moreno recorrer las estrechas calles del Casco Antiguo completamente a oscuras al son de violines. No podrás evitar derramar alguna lágrima cuando veas a todos sus penitentes arrodillados para que el Cristo pase entre ellos hasta la Basílica de la Asunción.

Si sólo tienes un día

Si solamente dispones de una jornada para dejarte caer por Cieza, no lo dudes, elige el Viernes Santo. Disfrutarás de casi 24 horas seguidas de procesiones. Comenzarás a las 9 de la mañana con la Procesión del Penitente. Una procesión multitudinaria. Nazarenos con cruces en sus hombros, obras de imaginería inigualables, el Santísimo Cristo del Consuelo, el inconfundible co-patrón de de Cieza también desfila en ella, seguido de todos los ciezanos que quieren pedirle favores. ¡Toda una mañana de fervor! Cuando termine esta procesión a las 15h, aprovecha para comer y reponer fuerzas, porque aún queda mucho por vivir. A media tarde podrás acompañar al Santo Sepulcro, o como le decimos cariñosamente, la Cama de Cristo, en su alegre traslado. Seguidamente, sobre las 20h, podrás presenciar la Procesión del Santo Entierro, la más completa en cuanto a pasajes representados de España, todo un deleite. No te pierdas la entrada del Santo Sepulcro en su Casa-Museo, no podrás contener las lágrimas. Y cuando entre María Santísima de la Soledad a eso de las 2 y media de la madrugada, no te despistes, porque a las 3 salen las Ánimas. Si, si, has leído bien. En Cieza la Cofradía de Ánimas escenifica el Descenso de Cristo a los Infiernos en una impactante, emocionante e íntima procesión única en el mundo. Hay que vivir un Viernes Santo en Cieza al menos una vez en la vida.

Hasta los niños participan

En Cieza la Semana Santa se vive desde muy niños. Por eso, la tarde de Sábado Santo tiene lugar la Procesión de los Tercios Infantiles. Hasta 13 tronos desfilan esa tarde portados por los más pequeños, una excelente muestra de la cantera con la que cuenta la Semana Santa Ciezana. Además, en todas las procesiones (salvo la del Santo Entierro), los tercios infantiles abren el cortejo de sus respectivas hermandades. ¡Algo digno de ver!

Semana Santa todo el Año

Si por lo que sea no puedes venir durante la Semana de Pasión a Cieza, siempre puedes venir en cualquier momento del año y disfrutar de eventos cofrades. La Cuaresma está completamente llena de actos, traslados y conciertos de toda índole que hacen las delicias del cofrade local y foráneo. E incluso fuera de este tiempo puedes venir y seguro que te encuentras algún acto, alguna exposición, y, si tienes suerte, alguna procesión. Porque en Cieza siempre hay una buena excusa para “sacar los Santos a la calle”. Pero si no tienes tanta suerte como para cruzarte con alguna, siempre te quedará la visita a la Basílica de la Asunción o a cualquiera del resto de las Iglesias de la localidad. En todas hay alguna imagen procesional expuesta al culto. Y, por supuesto, puedes visitar la Casa-Museo de la Semana Santa de Cieza, la “Cochera o Casa de los Santos” como le decimos afectuosamente, donde están en exposición permanente la mayoría de tronos, imágenes y enseres. Y de ese viaje, no se te olvide llevarte contigo la revista “El Anda”, una publicación anual con artículos de divulgación, opinión, sentimientos… Toda una obra de arte dedicada a la Semana Santa Ciezana.

Lo que aquí te cuento es sólo un resumen de lo que puedes ver cuando vengas a Cieza. Así que no esperes mucho, busca una fecha y, en cuanto la situación lo permita, ven a hacer una visita a la “Perla del Segura”. No quedarás defraudado. Créeme que si vienes una vez querrás volver, como reza el lema de la Junta de Hermandades, a Cieza, por su Semana Santa.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compartelo!

Más noticias de Diario de Pasión

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,722SeguidoresSeguir
464SuscriptoresSuscribirte