jueves, abril 9, 2020

El rosal del Perdón

Un año más, San Antolín dejo escapar la luz que irradia la cruz del Perdón, esa cruz por la que trepa su famoso rosal de rosas de intenso color rojizo, tan intenso como el magenta de las túnicas de terciopelo y raso de sus nazarenos, los de la antigua procesión de las colas, es Lunes Santo, el lunes del Prendimiento, el del gremio de sederos, el del Perdón.

La corporación sanantolinera recorrió las calles de la ciudad en un Lunes Santo radiante de temperatura y público en las calles, pudiendo contemplar de nuevo los murcianos al histórico paso del Prendimiento, titular de la extinta cofradía de la seda, el origen histórico de la actual procesión del Perdón. No faltó, por supuesto, el embojo de capullos de seda en el frontal del paso anteriormente citado, así como la antorcha que porta uno de los hebreos del paso, que cumpliendo la tradición llegó encendida.

El Caifás, el Aurelio, el Perdón, la Soledad… Pasos históricos de una procesión histórica de la ciudad, que un año más dejaría a murcianos y visitantes con un gran sabor de boca gracias a la calidad musical de muchas de sus formaciones así como el rico y nutrido cortejo de nazarenos que puso en la calle esta querida cofradía del Lunes Santo murciano.

Más artículos de interés

- Advertisement -

¡síguenos!

686FansMe gusta
2,843SeguidoresSeguir
1,360SeguidoresSeguir




- Advertisement -