jueves, 15 abril 2021
spot_img

Cieza celebra el Día grande de su Patrona

spot_img

¡síguenos!

3,158FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,616SeguidoresSeguir
454SuscriptoresSuscribirte
Aunque las especiales circunstancias obligaron a cambiar los tradicionales actos del día 8 de septiembre, la Fiesta principal de la Patrona de Cieza se celebró por todo lo alto y cumpliendo con las medidas de seguridad.

Dadas las nuevas restricciones por la Covid-19, el aforo de la Basílica de la Asunción se redujo a 100 personas. No obstante, esto no fue óbice para que el pueblo de Cieza acudiera al Templo a celebrar el día grande de su Patrona. Más de una hora antes del comienzo de la Santa Misa llegaban los primeros fieles y en torno a las 19:40 h. quedaba completo el aforo permitido y se cerraba la puerta de San Pedro. Fueron muchos los que se sorprendían al llegar y no poder entrar a la Basílica, no obstante, tendrán hasta el día 20 para participar en los cultos en honor a la Santísima Virgen del Buen Suceso Coronada.

Ninguno de los asistentes quedó indiferente al ver el espectacular montaje del Altar de Cultos que preside nuestra Patrona, ataviada con el ajuar que estrenó en su Coronación Canónica. En este montaje destacan dos detalles, por un lado, la presencia como Crucificado de Altar del Santísimo Cristo del Amor, obra del escultor ciezano Antonio Jesús Yuste (que cumple las funciones de vestidor de la Virgen del Buen Suceso y dirigió al equipo de montaje del altar) para culto privado. Por otro lado, es reseñable el adorno floral del altar, realizado con gusto exquisito, que consistía en ramos de rosas blancas adornados con ramas de pino y piñas, haciendo referencia al Collado de la Atalaya de donde ya hace un año que falta la Virgen.

Dado que la situación obligó a suspender la tradicional ofrenda floral a la Patrona, fue el propio presidente de la Junta de Hermandades, don Joaquín Diego Gómez, quien hizo la ofrenda de flores en nombre de todos los devotos de nuestra Madre. La Eucaristía se celebró con la solemnidad acostumbrada, contando con el acompañamiento musical del espléndido órgano de la Basílica y terminó con el canto del himno a la Virgen del Buen Suceso y una letanía de «vivas» coreados por todos los asistentes, rematado por un fuerte aplauso en honor de «la del Cetro Maternal».

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compartelo!

Más noticias de Diario de Pasión

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_img

¡síguenos!

3,158FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,616SeguidoresSeguir
454SuscriptoresSuscribirte