lunes, 6 diciembre 2021
Booking.com

Veneración en la Hermandad del Nazareno de Villaverde

Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,761SeguidoresSeguir
467SuscriptoresSuscribirte

La Parroquia de San Andrés Apóstol del distrito de Villaverde, acoge durante todo el año, las imágenes de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno y la Santísima Virgen de la Soledad.

Una Hermandad humilde, de barrio, que poco a poco se ha ido ganando a pulso su hueco en la Semana Santa madrileña.

Esta corporación realiza estación de penitencia en los días clave de la Pasión: Jueves y Viernes Santo, procesionando diversas imágenes cada día.

En la tarde de Jueves Santo, los protagonistas son Jesús atado a la Columna, Nuestro Padre Jesús Nazareno y la Virgen de la Soledad.

Ya en la tarde de Viernes Santo, toma lugar el Santísimo Cristo de la Misericordia, Nuestro Padre Jesús Yacente y de nuevo, la Virgen de la Soledad.

Durante los días de Semana Santa y animados por el Obispado de Madrid, dispusieron las imágenes en altares de veneración para que sus vecinos y devotos pudieran ir a visitarles.

El Santísimo Cristo de la Misericordia aguardaba la llegada de sus fieles en su oratorio, decorado con un dosel en tonalidad burdeos, un juego de palmas y alumbrado por candelabros dorados.

Lucía exorno floral compuesto por rosas, anthurium rojo, siempreviva y eucalipto.

La Virgen de la Soledad nos recibía en su retablo, luciendo saya de terciopelo negro con aplicaciones doradas, así como manto de terciopelo negro en aplicaciones (realizado por dos devotas de la imagen y sufragado por miembros de la Hermandad y fieles del barrio) y capelina de terciopelo negro con corona de reina en la parte central.

Lleva también cíngulo dorado ceñido en la cintura y como adorno, un corazón en el pecho con siete puñales dorado, haciendo juego con la diadema que porta en la cabeza, con siete estrellas. Sus manos van abiertas, portando el sudario de su hijo muerto y un rosario con cuentas de azabache.

El exorno floral está compuesto por columnas de eucalipto, siempreviva, orquídeas y rosas, todo ello en tonalidades blancas.

A sus pies, descansaba la imagen del Yacente.

En la hornacina donde descansa el Nazareno durante todo el año, se situaba la talla de Jesús atado a la Columna.

En el pasillo lateral izquierdo, se encontraba la imagen titular de la Hermandad: Nuestro Padre Jesús Nazareno. Dispuesto sobre unas sencillas andas, era escoltado por cuatro faroles dorados y cristal, así como la cruz guía que abre las procesiones de la Hermandad.

Luce túnica de terciopelo morado con aplicaciones en oro y diversos bordados, rematado con galones dorados en mangas, cuello y la parte final de la túnica. Ceñido a la cintura lleva cíngulo dorado y sobre su sien, corona de espinas de oro, que porta en sus salidas procesionales.

El exorno floral se compone de alhelíes, rosas y siempreviva morada.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compartelo!

Más noticias de Diario de Pasión

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,761SeguidoresSeguir
467SuscriptoresSuscribirte