domingo, 28 noviembre 2021
Booking.com

Veneración en la Hermandad de La Borriquita

Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,759SeguidoresSeguir
466SuscriptoresSuscribirte

Domingo de Ramos en Madrid. Jesús entra triunfal en la capital.

El barrio de Malasaña acude a San Ildefonso, fiel a su cita con el Señor del Amor y su venerada madre, María Santísima de la Anunciación.

Una jornada atípica, ya que es el segundo año que la corporación no sale a las calles. Pero ello no impidió que se viviera de una forma alegre y festiva, coincidiendo con la celebración del décimo aniversario de la fundación de la corporación.

La Hermandad quiso honrar a sus titulares con un elaborado altar de venaración, que suscitó las felicitaciones a la misma por tan bella obra.

Situado en una de las capillas de la Parroquia, la vista del devoto contempla un retablo a dos alturas.

En la parte central, se puede observar a Nuestro Padre Jesús del Amor, vestido de gala para la ocasión. Montado sobre una pollina, luce túnica en tisú de plata con bordados en hilo de oro, así como un mantolín sobre su hombro derecho en tonalidad burdeos. Sobre su sien, descansa un juego de potencias realizadas en oro.

A sus lados, las imágenes secundarias del paso de misterio, también engalanadas para la ocasión: los apóstoles Pedro y Juan y una mujer hebrea junto a su hijo. No podía faltar la palmera que luce en la parte trasera del paso cada Domingo de Ramos.

Todas las imágenes del paso de misterio, han sido realizadas por el escultor e imaginero sevillano D. Ramón Martín.

Ya dirigiendo la mirada hacia la Madre, nos topamos con la segunda parte del altar.

Dispuesta en la parte alta del retablo, la imagen de la Virgen aparece vestida de reina. Lucía para la ocasión manto en tonalidad rosa palo con encajes en hilo de plata y toca sobre manto bordada, así como saya blanca bordada en hilo de oro.

También una cinturilla bordada en hilo de oro, acompañada de fajín en tonalidad azul, símbolo de la Purísima Concepción de María y media luna labrada en plata.

En sus manos, un pañuelo de encaje y un rosario de filigrana. Cubriendo su rostro, un tocado de encaje del que prendía una cruz pectoral y la corona de salida sobre su sien.

Tras ella, un dosel con el emblema de la Hermandad junto a dos varales y la bambalina delantera del futuro paso de palio.

El exorno floral se componía de margaritas blancas, claves rosas y lilium en la Virgen y centros de margaritas en varias tonalidades, claveles rojos y statis blanco para el paso de misterio.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compartelo!

Más noticias de Diario de Pasión

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,759SeguidoresSeguir
466SuscriptoresSuscribirte