lunes, 6 diciembre 2021
Booking.com

Veneración en la Congregación de La Soledad y Desamparo

Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,761SeguidoresSeguir
467SuscriptoresSuscribirte

Sábado Santo en Madrid. En las vísperas de la resurrección de Jesucristo, los cofrades matritenses vuelven a echarse a las calles para presenciar la última procesión que recorre la ciudad.

Tarde vespertina en Las Calatravas, donde la Virgen de la Soledad y Desamparo, aguardaba un año más el encuentro con su Hijo.

Dicha imagen, fue presentada en veneración durante los días de la Pasión, teniendo el momento cumbre la tarde del Sábado Santo.

En el interior de su sede canónica, se llevó a cabo un pequeño acto que sirvió como estación de penitencia, acto de fe que tendrían que haber realizado por las calles del centro de la metrópoli.

Las marchas procesionales y las saetas no faltaron a la cita, poniendo el compás de los anderos que sobre sus hombros, mecían a la Señora de la Calle Alcalá y a Jesús Yacente.

Este año, la imagen de la Virgen estrenaba saya negra con bordados en hilo de plata, donación de una hermana de la Congregación. También lucía el manto negro con bordados en hilo de plata (estrenado en el año 2019), así como fajín de Capitana General del Ejército de Tierra, diversas condecoraciones, un corazón en el pecho con siete puñales dorado, un pañuelo de encaje y un gran rosario prendido sobre sus manos. En su sien, descansaba una diadema de oro, con el anagrama de la Congregación en su parte central.

El exorno floral se componía de lilium y claveles en tonalidades blancas y paniculata.

Otro estreno fueron también los candelabros de guardabrisas del paso de salida, que iluminarán la belleza de María en sus próximas estaciones de penitencia.

Por su parte, la imagen de Jesús Yacente (que recibe culto en la Parroquia de Santa María de la Alegría de Móstoles) se encontraba depositado en sus andas. Lucía sudario color burdeos con bordados en oro y exorno floral en tonalidades características de la Pasión.

También se encontraba en veneración durante esos días, la talla del Santísimo Cristo de la Esperanza, quien protagonizó un Vía Crucis con La Soledad, en la tarde del Viernes Santo.


¿Te ha gustado este artículo? ¡Compartelo!

Más noticias de Diario de Pasión

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,761SeguidoresSeguir
467SuscriptoresSuscribirte