Madrid vive un atípico día de San Antonio

0
211

Las circunstancias que siguen asolando a la ciudad obligaron a modificar los actos previstos.

Bien es sabido que cada 13 de junio, San Antonio de Padua es recordado y celebrado en muchas iglesias de Madrid capital (a las cuales da nombre o albergan en su interior una talla del santo), pero también en numerosos municipios de la Comunidad que lo veneran como patrón.

Quién no le ha rezado alguna vez para pedirle alguna gracia a conceder, o por algún objeto perdido y posteriormente hallado o pedirle un novio/a.

Este año y dada la situación que asola al país, la festividad se ha vivido de otra manera.

En Madrid, aunque ya en fase dos, los actos se vieron reducidos dejando una estampa insólita.

En este artículo, detallaremos la celebración de este día en dos lugares de la ciudad donde la devoción hacia la imagen es palpable.

Comenzamos en la ribera del Manzanares, en la ermita de San Antonio de la Florida, donde a lo largo del día se celebraron eucaristías, siendo la principal presidida por el cardenal Antonio María Rouco Varela, arzobispo emérito de Madrid.

Además, tuvo lugar el tradicional reparto del pan del santo.

Este año, no hubo procesión con la imagen ni veneración de la reliquia.


Y en la céntrica iglesia de Santa Cruz, la Primitiva, Real, Ilustre y Franciscana Congregación – Pía Unión de San Antonio de Padua «El Guindero» como se le conoce popularmente, llevó a cabo en los días previos un triduo preparatorio.

El día del Santo, se celebraron tres eucaristías, siendo la principal la realizada en la tarde, de carácter solemne y de acción de gracias, aplicada por los congregantes, benefactores y colaboradores.

Este año, dada la situación excepcional que estamos viviendo, no hubo veneración de la reliquia, ni reparto del pan y de las guindas benditas del milagro.

La Congregación ornamentó ricamente su capilla, colocando la reliquia del Santo a los pies del venerado lienzo.

Fotografías: esmadrid.com, Archidiócesis de Madrid y Sergio Úbeda.