Madrid rinde honores a su patrona

¡síguenos!

3,016FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
0SeguidoresSeguir
388SuscriptoresSuscribirte

Como cada nueve de noviembre, Madrid se convierte en una ciudad de júbilo y alegría, donde las flores, las mantillas, los bailes regionales y la imagen de la Señora de Madrid, ponen el toque de color a este día.

Y es que la ciudad, se echaba a las calles para celebrar la festividad de su patrona, la Virgen de la Almudena. Una imagen que cuenta con una bonita historia a sus espaldas.

Cuenta la tradición que a comienzos del siglo VIII, ante la inminencia de la invasión sarracena ocurrida entre los años 711 a 714, los cristianos de la villa para evitar la profanación de la imagen, escondieron a la Señora en un cubo de la muralla. En el año 1085, al conquistar Magerit el rey Alfonso VI, convocó una procesión encabezada por él mismo, y al llegar junto al cubo de la muralla cercano a la Almudayna unas piedras se derrumbaron y en el hueco estaba la imagen de la Virgen con los dos cirios encendidos. Era el nueve de noviembre del año 1085.

La jornada festiva comenzaba poco antes de las diez de la mañana en la Plaza de la Almudena, donde estaba instalada la ofrenda floral. Allí, las dos congregaciones que rinden culto a la patrona (la Real e Ilustre Esclavitud y Santo Rosario de Santa María la Real de la Almudena y la Corte de Honor de Santa María la Real de la Almudena) realizaban su ofrenda a los pies de la Señora, así como muchos devotos y miembros de otras hermandades de la capital, que depositaban sus flores y alimentos no perecederos.

Puntual a la hora prevista, a las diez, y bajo un sol de justicia, salía la imagen de la Virgen portada a hombros por ochenta anderos de la Hermandad de Jesús El Pobre que, por segundo año consecutivo, tuvieron el honor de llevarla en el paso del Cristo.

En esta ocasión, la talla lucía el manto conocido como «de los castillos y leones» por estar decorado con estos símbolos. Realizado en 1833, fue donado por la reina gobernadora María Cristina, madre de Isabel II, así como la corona imperial, realizada en plata sobredorada por Luis Pecul y Crespo en 1828, luciéndose únicamente para este día.

Portaba también el bastón y fajín de Capitana General, donado por el General Faura y prendidas en él, la Medalla de Oro de Madrid y la Medalla de Honor del Ayuntamiento, del que es patrona. A sus pies, el bastón de mando del alcalde, José Luis Martínez Almeida, donado por él el pasado 8 de septiembre, cuando recibió la medalla de honor de la Real Esclavitud de Santa María la Real de la Almudena y una media luna, regalo de la Congregación de San Isidro por el veinticinco aniversario de la consagración de la Catedral.

El exorno floral estaba compuesto por rosas.

Cabe citar que la imagen que procesiona, es una copia de la talla original que se encuentra en el interior de la Catedral.

La procesión avanzaba su curso en dirección a la Plaza Mayor, tomando el camino más corto, que transcurrió por las calles Bailén y Mayor. La imagen iba acompañada por la Agrupación Musical Nuestro Padre Jesús Nazareno »El Pobre» y por una larga comitiva.

Poco antes de las once de la mañana, hacía su entrada en la Plaza Mayor, donde tuvo lugar la Solemne Eucaristía, oficiada por Monseñor D. Carlos Osoro y en la cual, el alcalde de la ciudad renovaba un año más el Voto de la Villa, como viene haciéndose desde 1640.

Finalizada la eucaristía, la comitiva dejaba la Plaza Mayor para adentrarse en las calles Sal, Postas y Esparteros, donde esperaban cientos de personas que, móviles y cámaras en mano, inmortalizaban su paso. Numerosas hermandades y cofradías de Madrid y de la Comunidad, así como asociaciones y casas regionales, desfilaban luciendo sus mejores galas.

Cuatro bandas fueron las encargadas de poner el toque musical a este día: la Banda de Música de Policía Municipal abriendo el cortejo, la A.M. Sones del Tajuña de la localidad madrileña de Carabaña en el segundo tramo, la A.M. Nuestro Padre Jesús Nazareno »El Pobre» delante de la Virgen y cerrando el cortejo, la Unidad de Música del Regimiento Inmemorial del Rey, Número 1.

A lo largo de la Calle Mayor, las casas regionales ofrecían sus bailes a la patrona, recibiendo multitud de aplausos. Los vivas a la Virgen se escuchaban durante todo el recorrido.

Poco antes de las tres de la tarde, la imagen atravesaba la puerta de la Catedral bajo un manto de pétalos de flores, siendo bailada en el interior de la misma por los anderos que la llevaron en sus hombros durante varias horas.

Muchos esperaban su turno para subir al camarín de la Virgen y depositar ante ella sus rezos y plegarias. Fuera en la plaza, la ofrenda floral iba tomando cada vez más forma. Al coincidir la festividad en sábado, se notó mayor afluencia de gente, en un día en que el frío fue también uno de los protagonistas.

¿Te ha gustado este artículo?

Más noticias de Diario de Pasión

Agenda Cofrade en Madrid: Primera semana de Marzo

Diario de Pasión te muestra la agenda de las Hermandades y Cofradías de Madrid para que no te pierdas nada.Lunes 1 de MarzoHermandad de...

La Archicofradía de Jesús de Medinaceli presenta su cartelería para Semana Santa

La obra ha sido realizada por el pintor extremeño José Tomás Pérez Indiano.En la tarde de ayer, día veintisiete de febrero, la Basílica de...

¡síguenos!

3,016FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
0SeguidoresSeguir
388SuscriptoresSuscribirte

Agenda Cofrade de la Primera de Semana de Marzo en Sevilla

Diario de Pasión te muestra la agenda de las Hermandades y Cofradias de Sevilla para que no te pierdas nada:Lunes 01 de MarzoHermandad del...