lunes, 8 agosto 2022
Booking.com

Madrid rinde honores a La Paloma

Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,979SeguidoresSeguir
488SuscriptoresSuscribirte

La ciudad se vuelca un año más en las celebraciones de la Virgen. La bajada del lienzo y la procesión, los actos que más devotos congrega.

Un quince de agosto más, la Iglesia celebraba la festividad de la Asunción de María y son muchos los pueblos y localidades que en estos días celebran sus fiestas patronales.

En Madrid, dicha festividad es señal de la Virgen de la Paloma, considerada por muchos como la patrona popular de la ciudad, siendo la Virgen de la Almudena la que ostenta el patronazgo de la Villa.

La historia de la Virgen de la Paloma se remonta a 1787, cuando una vecina del barrio, Isabel Tintero, observó a unos chicos jugando en la calle con un lienzo que encontraron tirado junto a otros objetos en un solar cercano. Tintero compró el cuadro, lo limpió, enmarcó y colgó en el portal de su casa.

En la parte trasera de la carroza en la que procesiona la imagen, hay una representación de ese momento.

Con el paso del tiempo, la devoción a la imagen creció y adquirió fama entre los madrileños, que le atribuyeron diversos milagros. La casa y el portal de Isabel Tintero se quedaron pequeños por la gran devoción, contruyéndose una capilla que se terminó en 1795. Posteriormente se construyó en el mismo lugar el actual templo, inaugurado en 1912.

Fieles a la tradición, los madrileños acudían el pasado jueves a venerar a la imagen y depositar su ofrenda en forma de flores. La iglesia se quedaba pequeña para albergar tantos fieles, muchos de los cuales siguieron la celebración de las eucaristías a través de pantallas instaladas en la fachada principal.

La misa solemne tenía lugar a la una de la tarde, oficiada por Monseñor Carlos Osoro, arzobispo de Madrid. En torno a las dos y media, llegaba el momento más emotivo del día: la bajada del lienzo por parte de de los bomberos del Ayuntamiento. Largas colas se formaban para poder besar el lienzo y pasar sobre él las fotografías y estampitas de la Virgen.

A las ocho de la tarde comenzaba la procesión con la entronización del cuadro en su carroza, que recorrió las principales calles de su barrio. Cientos de fieles, junto a representantes de hermandades y cofradías, autoridades municipales y el cuerpo de bomberos del Ayuntamiento, acompañaron a la Virgen, que este año contó con el acompañamiento musical de la Banda Joven «Las Torres» de Torreperogil (Jaén), en la cruz de guía y la Banda de la Unión Musical de Pozuelo de Alarcón (Madrid), tras el paso, siendo llevado por veintiocho anderos.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compartelo!

Más noticias de Diario de Pasión

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,979SeguidoresSeguir
488SuscriptoresSuscribirte