miércoles, 17 agosto 2022
Booking.com

Madrid besa la mano de su Esperanza

Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,984SeguidoresSeguir
489SuscriptoresSuscribirte

Poco a poco, el mes de Diciembre va llegando a su termino. Otro año que pasa dejándonos el recuerdo del aroma a incienso en las calles en Semana Santa, la cera de los nazarenos iluminando el camino del Señor, la voz que rompe el silencio de la noche para hacerla suya ante el paso de la Madre.

Cantos de romerías y de fiesta, pueblos y ciudades unidos a sus tradiciones y a la devoción por sus imágenes.

Diciembre descuenta sus días pero nos quiere dejar todavía un pequeño regalo, una fiesta que cada día dieciocho del mismo congrega a cientos de fieles bajo una misma advocación de María: la Esperanza.

Sevilla, Zamora, Málaga, Cáceres, León… y así infinidad de ciudades celebraban la festividad de la Expectación de María bajo el amparo y la protección de ella. Cientos de besamanos se hacían participes y protagonistas de la jornada.

En la ciudad de Madrid, dos hermandades celebraban cultos en honor a sus titulares marianas: la Hermandad de Jesús del Gran Poder (a la cual va dedicado este artículo) y la Hermandad de Tres Caídas.

La Hermandad de Jesús del Gran Poder celebraba los cultos en honor a María Santísima de la Esperanza Macarena los días 13, 14, 15, 16 y 18 del presente mes.

Este año cumple el cuarenta aniversario del traslado de sede canónica, desde la Iglesia Parroquial de Santa Cruz a su actual sede, la Real Colegiata de San Isidro, entonces Catedral Metropolitana de Madrid.

Por ello el montaje realizado este año para el besamanos ha sido cuanto menos espectacular y monumental. La imagen de la Virgen se encontraba en la capilla de la Antigua y Pontificia Hermandad de San Cosme y San Damián.

La mirada contempla detenidamente los detalles del mismo. Una tela roja brocada, cubría el retablo de los santos patronos sanitarios. Los respiraderos del paso de palio brillaban más que nunca, formando un dosel.

Junto a él, una silla de reina junto con unas escaleras, simbolizando que la señora del Jueves Santo ha bajado del cielo para recibir el cariño de sus hijos. A los lados, las jarras de las flores y los candelabros de cola formaban parte del mismo.

Y en el centro, Ella. La talla, nacida de la gubia de Antonio Eslava Rubio lucía manto verde y corona de salida, así como saya y toca sobre manto bordadas en oro, fajín de Capitán General y entre el ajuar destacar el juego de mariquillas, diversos rosarios y la medalla de oro de la ciudad de Sevilla que fue concedida a la Hermandad.

A su lado, la imponente talla del Cristo de las Siete Palabras contemplaba el ir y venir de fieles y devotos que querían besar la mano de su Esperanza.

Esperanza, que nunca nos falte.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compartelo!

Más noticias de Diario de Pasión

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,984SeguidoresSeguir
489SuscriptoresSuscribirte