Jesús de Medinaceli se acercó a su barrio en su festividad litúrgica

0
115

El señor de Madrid Realizó una procesión claustral saliendo hasta el dintel de la puerta de su basílica.

El pasado domingo 22 de noviembre, festividad de Cristo Rey, la archicofradía de Ntro. Padre Jesús de Medinaceli celebró como viene siendo habitual la festividad litúrgica de su titular cristífero.

Para la ocasión, la talla de la imagen había sido descendida de su camarín para exponerse en veneración la tarde del sábado 23, algo que no suele suceder, ya que la talla únicamente desciende dos veces de su camarín a lo largo del año, para su besapies el primer viernes de marzo y para ser entronizado de cara a su estación de penitencia.

Para sorpresa de los allí presentes, el Señor de Madrid amaneció el día de Cristo Rey sobre unas andas de traslado, recientemente adquiridas por la hermandad y realizadas por el taller de Arte Religioso Salmerón, encargados también de la reciente restauración de Ntra. Sra. de Los Dolores.

Durante toda la mañana tuvieron lugar las distintas eucaristías conmemorativas de dicha solemnidad. Fue a las 11:30h. cuando dio comienzo la función principal, la cual comenzó con la bendición de la talla de la titular mariana tras su restauración.

Tras ello, el señor comenzó a andar por el transepto lateral izquierdo de la basílica, recorriendo las naves del templo hasta llegar a la puerta principal, donde fue recibido por su barrio.

Tras posarse, D. Antonio Martín-Viveros Tajuelo recitó unos versos ante la atenta mirada del Señor.

Posteriormente, continuó su recorrido por la nave lateral derecha a los sones de «La Esperanza de María» y «Chistus Vincit».

Posteriormente dio comienzo la Solemne Eucaristía presidida por el padre superior de los frailes capuchinos D. Benjamín Echeverría Martínez.

Durante dicha eucaristía se presentó uno de los estandartes del señor recientemente restaurados.

Al término de esta, regresó a su lugar de origen donde estaría toda la tarde para veneración de todo aquel que lo quisiera.