martes, 28 junio 2022
Booking.com

Gitanos, Salud cuando más falta hacía

Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,965SeguidoresSeguir
489SuscriptoresSuscribirte

Después de tres años seguidos sin que la Hermandad de Los Gitanos de Madrid pudiera completar su estación de penitencia, el pasado Miércoles Santo, en la Iglesia del Carmen, de nuevo se pudo sentir los nervios previos a una salida.

La Iglesia del Carmen está inmersa en una gran restauración de la boveda y el crucero, pero ésto no fue un gran problema para que la Hermandad, con buen hacer, montara la cofradía.

Este año era especial para la Hermandad ya que, durante el 2021, se celebró el 25 aniversario fundacional.

Entre los estrenos se pueden destacar la saya bordada y la rosa de oro de María Santísima de las Angustias, asi como la cruz pectoral, regalo de la Hermandad del Silencio.

Por otra parte, el Señor de la Salud lució su túnica bordada, estrenada el pasado mes de noviembre y realizada en los talleres del bordador sevillano Mariano Martín Santoja, al igual que la saya de la Santísima Virgen.

A su vez, tambien lucía broche con las siglas «JHS», regalo tambien de la Hermandad del Silencio.

El apartado musical por su parte estaba de estreno, ya que debutó tras es Señor de la Salud la Agrupación Musical «El Perdón», de Alcázar de San Juan (Ciudad Real).

Como ya es habitual, la Hermandad realizó la estación de penitencia en la Iglesia de la Santa Cruz. Sin embargo, el recorrido de vuelta cambió respecto a otros años.

La Cofradía llegó hasta Puerta Cerrada para, subiendo por la calle Cuchilleros y Mercado de San Miguel, llegar a la calle Mayor.

Sin duda, este fue unos de los momentos de la estación de penitencia, ver y sentir como el Señor de la Salud subió Cuchilleros sin parar, enlazando hasta siete marchas seguidas.

La entrada de la Cofradía a la Iglesia del Carmen no dejó indiferente a nadie. El Señor de la Salud entró a la sede con la adaptación del Padre Nuestro, en tí creemos.

María Santísima de las Angustias, haciendo una revirá de 360º, al son de Mi Amargura.

Es imposible describir los sentimientos que producía la Hermandad de los Gitanos a su paso. Madrid ansiaba Salud a las Angustias, y eso fueron los Gitanos en la calle. Salud, cuando más hacia falta.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compartelo!

Más noticias de Diario de Pasión

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,965SeguidoresSeguir
489SuscriptoresSuscribirte