sábado, 27 noviembre 2021
Booking.com

Literatura cofrade. La Macarena se vistió de Luto

Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,758SeguidoresSeguir
466SuscriptoresSuscribirte

Libro imprescindible

Así podría comenzar y culminar esta reseña. Y estoy seguro que nadie se atrevería a llevarme la contraria.

No obstante, en las reseñas hay que sacar la pulpa, la tinta, el corazón…

Guillermo Sánchez no es un autor prolífico, al menos en lo que a textos como el que abordamos se refiere. Quizás sea esta la razón por la que tanto lo eche de menos en estas lides.

Aquel que lleva año tras año a la Macarena a cada rincón del mundo desde su atril de Canal Sur, sienta cátedra en «macarenismo» aun sin quererlo.

Sinceramente pienso, que él no podría vivir lejos de la Madre de Dios que ríe y llora al mismo tiempo y que, si se viste de luto, es porque la ocasión lo merece.

Sin duda estamos ante uno, si no el que más, de los libros más atractivos de tema cofrade, o de Historia, o de folclore, o de sevillanía. Añadan términos, tantos como crean oportunos.

Y es que Macarena es sinónimo de Esperanza, y por esa misma razón se bautiza en Sevilla con ese nombre y ese nombre se encuentra presente en grafías de calles de Londres, París y Ciudad de Méjico, por citar algunas.

Y la Macarena se vistió de luto es un libro que no necesita sinopsis. La ves a Ella y no caes en que en la otra cara del libro se intenta explicar lo inexplicable.

Uno, que ya lleva muchos libros leídos, y que por extensión cree conocer bien los hechos más notables acaecidos en el seno de la hermandad de San Gil, se sorprende cuando encuentra referencias que le son desconocidas, o simplemente refrescadas, porque Guillermo tira de oficio y nos prepara para aprobar con nota en el examen de conocimientos al que seremos sometidos tras contarnos en qué consiste el arte de transformar ternos en sayas.

A Guillermo le gustan las películas de romanos, eso se nota. Al menos las que protagonizan los armaos, a los que viste y desviste según el gusto de la época, cediendo la batuta a Rodríguez Ojeda cuando este aparece en escena.

Crónica de una y mil épocas, el narrador pone en situación al lector despistado y le conduce a través del contexto socioeconómico en el que se desarrolla cada capítulo, hablando de reales, de pesetas y de duros con tal dominio que si de él dependiera, otra economía nos envolvería en estos luctuosos días.

Ilustración: Elena Montero

Y la escritura fluye con soltura, desde el detalle, desde la anécdota, hasta el corazón de una devoción que es el motor que todo lo impulsa. Guillermo es macareno, y si no lo es, realiza el mayor ejercicio de disimulo jamás llevado a cabo.

La editorial el paseo ha sabido elegir entre los manuscritos que le llegan o los que ella misma encarga, asegurando el éxito de trabajos muy bien cuidados llamados a ocupar un lugar de honor en nuestras bibliotecas.

Qué pocas petaladas se llevan quienes trabajan en el anonimato para crear obras de arte. Un aplauso por la valentía, por la apuesta y por el trabajo documental bien hecho.

No se quedarán en el camino las leyendas, los rumores , los secretos y las verdades.

No hay problemas de interpretación si el locutor no yerra en la palabra.

No hay lugar a manzanas de la discordia cuando se torea entre la sangre y la arena, cuando se obra por derecho y cuando con pluma de oro se firman las más grandes manifestaciones, de fe, jamás vistas en Sevilla.

Si con este alegato no he conseguido, lector, convencerle de que se haga con un ejemplar de este magnífico libro, hágame llegar su quejas y que sea la Spes Nostra quien juzgue mi desatino.

Francisco Javier Torres Gómez

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compartelo!

Más noticias de Diario de Pasión

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,758SeguidoresSeguir
466SuscriptoresSuscribirte