Resumen Sábado 16 de Marzo: Extraordinaria Exaltación y Viacrucis Cuaresmal de la Pasión

0
417

Este Sábado fueron 2 los desfiles procesionales que Valladolid acogió en sus calles(a parte de certámenes).

El Primero de estos desfiles en salir a las 17:45 fue el Via Crucis Cuaresmal que está organizando los últimos años la Cofradía de la Pasión, sacando cada año un paso. Y si el año pasado le tocó a N.P.J Flagelado, este le ha tocado a Jesús con la cruz a cuestas, que con su túnica morada y su andar cadencioso recorría las adoquinadas calles del Valladolid antiguo en un silencio sólo roto por la campana tubular que iba sonando en cada estación. Sin duda una puesta en escena espectacular, muchos coincidían que hubiese sido aún mejor si el sol se hubiese escondido.

Unos minutos más tarde, en el Barrio de las Delicias, previo adelanto al horario inicial que era a las 18:00 salió la cofradía de la Exaltación de la Cruz con su titular, el Cristo de la Elevación acompañado por la BCT Santísima Trinidad de Palencia. El paso, que pasó el tunel del Barrio a ruedas y continuó así hasta la Calle Teresa Gil, caminó hasta los aledaños de la Catedral donde la magnífica banda interpretó «La Esperanza», El Cristo de la Elevación avanzaba y paró enfrente de la rampa de ascenso a la Metropolitana.

El Comisario principal y Jefe provincial de la Policía Nacional, Don Juan Campesino Tejero cogió el martillo para efectuar la llamada de Honor. Después de esto comenzó la ascensión a la Catedral, en silencio hasta que llegando la segunda rampa comenzó la Marcha Real.

Después de la misa conmemorativa en honor del 75 aniversario de la Cofradía y con la Madre de los dolores frente a su hijo se interpretó la Salve Popular y la comitiva comenzó a salir, y después de esta bajó el ferroviario cristo. Caridad, de buena palabra, ahí queo fueron algunas marchas que le acompañaban por el centro de Valladolid hasta que llegó a la Iglesia de Porta-Coeli, donde fue recibido por la Cofradía de N.P.J Resucitado. Metros después el paso volvió a ser llevado a ruedas y llegó a su Iglesia del Carmen donde tras una accidentada entrada en el arco de la iglesia el Señor de las Delicias descansó hasta el próximo Jueves Santo.