La Real Hermandad de Jesús Divino Obrero ha organizado, durante los días 11, 12 y 13 de marzo, en su sede canónica, la Iglesia Parroquial de Jesús Divino Obrero, el Triduo en honor a Nuestra Madre Virgen de la Soledad. 

Los días 11 y 12 , en el transcurso de la misa de las 19:00 horas, se celebraron los dos primeros ejercicios del Triduo. El día 13 tuvo lugar el Solemne Besamanos, en un horario de 11:00 a 13:00 y de 17:00 a 19:00 horas. La imagen estuvo situada a la izquierda del altar mayor del templo.

Debido a la situación pandémica, se sustituyó el tradicional gesto de besar la mano a la Virgen por una reverencia u oración.

Como viene siendo habitual, los hermanos de la cofradía hermana de las Siete Palabras de Jesús en la Cruz realizaron la tradicional ofrenda a la imagen.