La Cofradía de Nuestro Señor Jesús de la Redención celebró, durante los días 29, 30 y 31 de octubre, en la Iglesia conventual de San Marcos, el Solemne Triduo en recuerdo de los Dolores de Nuestra Madre de la Divina Gracia.

La imagen, habitualmente situada en una de las capillas laterales del templo, fue trasladada al altar mayor, a diferencia del año pasado debido a las restricciones provocadas por la situación sanitaria.

La Santa Misa fue predicada por el Rvdo. Sr. D. Jorge García Rodríguez, párroco de Gordaliza del Pino. 

Todos los días, tras la celebración de la Eucaristía y el ejercicio del Triduo, se procedió a una devota veneración a la imagen. El día 31 se rezó un Solemne Responso por los Hermanos difuntos de la cofradía. 

El acompañamiento musical corrió a cargo del Coro Parroquial “Iglesia de San Marcos”.