martes, 29 noviembre 2022
Booking.com

San Juan Bautista abre las procesiones de Ávila y de Castilla y León

Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
3,050SeguidoresSeguir
492SuscriptoresSuscribirte

La Parroquia de San Juan acogió los cultos en honor al Precursor del Señor.

El pasado 24 de Junio la ciudad de la Muralla hacía de nuevo historia. Si el pasado 13 de Junio Ávila hacía historia cuando abría de nuevo los cultos públicos en las calles con la Solemne Eucaristía en honor a San Antonio de Padua y la posterior bendición del Santo a los enfermos del hospital Santa Teresa, la Jerusalén Castellana hace de nuevo historia con la reanudación de las Procesiones tanto en la Ciudad Amurallada como en toda Castilla y León.

Procesión de San Juan Bautista a su paso por la calle Blasco Jimeno.

Casualidades del destino y como nos narra el Evangelio, San Juan Bautista volvió a ejercer su sagrado papel de precursor del Señor abriendo de nuevo a las calles al testimonio de Fe y devoción.

La bella imagen de San Juan tras haber presidido el Triduo en su honor en un bello altar de cultos en el Altar Mayor, fue situado al lado derecho del Presbiterio para la Solemne Eucaristía del día de su Festividad.

Un 24 de Junio histórico que comenzaba a las 20h con la Solemne Eucaristía en honor al Santo Bautista, presidida por D. Óscar Robledo Merino, Párroco de San Juan Bautista. A la finalización de la Celebración se produjo un momento muy especial. Una gran sorpresa, inesperada para la mayoría de los fieles presentes en la Eucaristía y que estaba guardada con sumo celo por la Parroquia de San Juan. Tras la bendición final, D. Sergio Fernández Jiménez, Presidente de la Hermandad de Ntra. Sra. de la Esperanza, subía al altar para hacer un extraordinario anuncio. Tras la elaboración de un estricto protocolo para garantizar en todo momento la seguridad de los participantes y presentarlo a los organismos competentes, las Autoridades Sanitarias habían dado su autorización para que San Juan Bautista volviera a salir a bendecir las calles de Ávila.

Emocionada sorpresa la de los fieles presentes en la Eucaristía que se vio aumentada cuando a las 21h las puertas del Templo que vio nacer a la Fe a Santa Teresa de Jesús en la gracia del Bautismo, se abrieron para dejar salir a San Juan Bautista.

Procesión de San Juan Bautista a su paso por el Excmo. Ayuntamiento de Ávila en la Plaza del Mercado Chico bellamente engalanada para la ocasión.

El Precursor del Señor salía triunfante de su Templo, precedido por los Estandartes de la Hermandad de Ntra. Sra. de la Esperanza (con sede en la Iglesia de San Juan), la Cofradía de Ntra. Sra. del Consuelo (con sede en la Ermita de San Esteban) y la Cofradía del Stmo. Cristo de los Afligidos y Ntra. Sra. de la Paz (con sede en la Iglesia-Casa Natal de Santa Teresa). Tres Entidades que con una gran devoción se encargan de colaborar con la Parroquia de San Juan Bautista en la organización del Solemne Triduo en honor al Precursor del Señor, que se desarrolla los días anteriores al 24 de Junio.

A hombros de los jóvenes, San Juan Bautista salía a las calles abulenses para realizar un emotivo recorrido por algunas de las calles del centro histórico pertenecientes a la Parroquia de San Juan. Un trayecto que contó en todo momento con unas exhaustivas medidas de seguridad, por las que se encargaban de velar los jóvenes voluntarios de la Hermandad de Ntra. Sra. de la Esperanza y la Peña Salud y Esperanza que se encargaron de que durante toda la Procesión, los cientos de fieles que acompañaran al Santo vieran garantizada su protección ante la Pandemia.

La imagen de San Juan Bautista, bellamente engalanada, fue escoltada en todo momento por los jóvenes.

Un impresionante trabajo logístico y de coordinación que fue agradecido por los fieles que ya en el interior del Templo aplaudieron a la llegada del Santo.

El fuego purificador, preparado con gran cariño por los jóvenes de la Peña Salud y Esperanza (que se encargan cada año de engalanar el barrio para la Fiesta de su Patrón), y que la noche anterior se encendió como es tradición a las puertas de la Iglesia, no solo se llevó los malos momentos de esta dura situación. El fuego sagrado encendió en el corazón de todos los abulenses el firme propósito de que con esta procesión, la Fe, la vida y las procesiones vuelvan a llenar de devoción no solo las calles abulenses, sino también las calles de todo el mundo para dar testimonio del Evangelio y del mensaje de Cristo en nuestra sociedad.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compartelo!

Más noticias de Diario de Pasión

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
3,050SeguidoresSeguir
492SuscriptoresSuscribirte