domingo, 25 septiembre 2022
Booking.com

La Santa Vera Cruz celebró su centenaria Exaltación en Ávila

Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
3,021SeguidoresSeguir
490SuscriptoresSuscribirte

El Real e Ilustre Patronato de la Santa Vera Cruz, la decana de las Cofradías Penitenciales de la ciudad de Ávila, ha venido honrando y venerando a la Santa Cruz desde 1540, su año fundacional. Ya en el antiguo Monasterio del Seráfico Padre San Francisco (hoy Auditorio Municipal), se veneraba al Sagrado Madero como talla Titular, y desde 1550, en su actual sede canónica, la renacentista ermita del Humilladero, próxima a la Basílica de los Santos Mártires, Vicente, Sabina y Cristeta.

Santa Cruz en su Calvario-retablo de la ermita del Humilladero, rodeada de cuatro ciriales de pie barrocos, novedad de este 2022.

Por Reglamento, además de llevar a cabo el santo quehacer de asistir a los reos y velar por ellos en sus últimas horas de vida, así como desarrollar labores de caridad, el Patronato venía festejando a su principal devoción en la Fiesta de la Invención de la Cruz, el 3 de mayo, de forma solemne. Igualmente celebraba a Santa Elena, el 18 de agosto, además de realizar la Procesión de los Pasos de Jueves Santo. Hoy en día, y desde 2012, se celebra Solemne Triduo a la Exaltación de la Santa Cruz los días 12, 13 y 14 de septiembre, ofreciendo Ejercicio del Triduo y Santa Misa. Preside las Celebraciones la Reliquia del Lignum Crucis, dos astillas de la Cruz de Nuestro Señor Jesucristo, propiedad de la Junta de Semana Santa y cedida para los Cultos.

El Solemne Triduo a la Exaltación de la Santa Cruz, celebrado en la ermita del Humilladero, tras dos años realizándose en la Basílica de San Vicente por la normativa de aforos de la pandemia, cumplió diez años tras recuperarse en 2012, heredero de la Fiesta de la Invención de la Cruz, que el Patronato festejaba el 3 de mayo

El primero de los días del Triduo, Festividad del Dulce Nombre de María, presidió en la ermita del Humilladero el Rvdo. P. Arturo Díaz Conejo, L.C., Capellán del Monasterio de La Encarnación y Rector del Santuario Diocesano de Nuestra Señora de Sonsoles de la capital abulense. Durante todo el Triduo acompañó el Coro de San Vicente a la Liturgia.

Ya el segundo día, Festividad de San Juan Crisóstomo, obispo y doctor de la Iglesia, ofició la Santa Misa el Rvdo. P. Lucio Del Burgo Naranjo, O.C.D., padre carmelita de la Basílica de La Santa.

Presbiterio de la ermita del Humilladero, dispuesto para el Solemne Triduo de la Exaltación de la Santa Cruz. Imagen procedente de las redes sociales del Patronato.

El culmen de las celebraciones eucarísticas llegaba el día 14, Festividad de la Exaltación de la Santa y Vera Cruz, cuando se llenaba la ermita del Humilladero con cerca de un centenar de fieles, hermanos del Patronato, devotos, autoridades y miembros de otras Cofradías para congregarse, al filo de las ocho de la tarde, en la Ofrenda Floral a la Santa Cruz. Las Cofradías y Hermandades abulenses, principalmente de Penitencia, acudían ante el Calvario de la Titular, que estrenaba cuatro ciriales de pie barrocos, a presentarle sus ramos y centros. También las autoridades, varios concejales de la Excma. Corporación, diputados provinciales y el Ilmo. Sr. Alcalde.

La Santa Cruz rodeada de los ramos florales de las Cofradías en la Ofrenda Floral de su Festividad. Imagen procedente de las redes sociales del Patronato.

Pasadas las ocho de la tarde, comenzaba la Celebración con la Monición de Entrada del Presidente del Patronato, que hacía hincapié en el X Aniversario de la Celebración de estos Cultos, en el reciente fallecimiento del Ilmo. Sr. D. Gonzalo Crespí de Valldaura y Bosch-Labrús, XX Conde de Orgaz, Hermano de Honor del Patronato, que cedió el Santísimo Cristo «de Anaya» en 1964 para procesionar el Jueves Santo, y en la renovación de los Votos perpetuos de Pobreza, Obediencia y Caridad de las Carmelitas Descalzas de La Encarnación, Hermanas de Honor de la entidad y que donaron un juego de tres palias al Patronato, que se estrenaban este Triduo.

Juego de palias donado al Patronato por las Carmelitas Descalzas de La Encarnación, Hermanas de Honor de la corporación. Escenifican la Inmaculada Concepción, a Santa Teresa de Jesús y la Sagrada Eucaristía. Imagen procedente de las redes sociales del Patronato.

La Solemne Misa de Función Principal, que comenzaba con el Ejercicio del Tercer Día del Triduo, estaba presidida por el Emmo. y Rvdmo. Sr. D. Ricardo Blázquez Pérez, Cardenal Arzobispo emérito de Valladolid, que, asistido por el Consiliario del Patronato, iniciaba la Eucaristía con la Liturgia de la Penitencia.

Lectura de la Monición de Entrada por parte del Presidente del Patronato en la Festividad de la Exaltación de la Santa Cruz.

La Liturgia de la Palabra giró en torno al Libro de los Números y al Salmo 77: «No olvidéis las acciones del Señor». La Lectura del Evangelio nos recordaba el sacrificio de redención y salvación de Cristo en la Cruz para asegurarnos la Vida Eterna.

La Homilía del purpurado versó sobre la Cruz como medio de salvación eterna, el paso de lo que fue un sacrificio, en este caso por Amor, a un medio de Vida triunfante sobre la muerte y el pecado.

El Cardenal D. Ricardo Blázquez, en el comienzo de la Solemne Misa de Función Principal a la Exaltación de la Santa Cruz.
Incensación del Altar y Homilía de la Solemne Misa de Función Principal en la ermita del Humilladero.

Ya en el Ofertorio, la pequeña capilla se deleitaba con el incienso y los cantos del Coro parroquial de San Vicente, para dar paso a la Plegaria Eucarística y la Consagración. Tanto las formas como el vino empleados en las Celebraciones fueron donados por las Carmelitas de La Encarnación.

La devoción a la Santa Cruz, talla relicario de 1540, que plasma en su hechura Reliquias de San Mateo Apóstol, San Pablo, San Segundo y Santa Teresa de Jesús, entre otros, se imprimió en la ermita con más intensidad si cabe durante la Celebración. Una Capilla que, a los pies de la Cruz, alberga tres Reliquias consideradas provenientes de Tierra Santa: una piedra del Calvario de Cristo, arena del Desierto de Judea y ramas de olivo de Getsemaní.

Solemne Misa de Función Principal a la Exaltación de la Santa Cruz en la ermita del Humilladero.

Especialmente llamativo ha sido este 2022 para el Patronato pues debido al frágil estado del estuco de la hechura de la Santa Cruz, la Junta Directiva ha llevado a cabo el proyecto de realización de una réplica procesional a partir de una digitalización en tres dimensiones de la talla original, y que fue estrenada el pasado Jueves Santo.

El fervoroso Santísimo Cristo de los Ajusticiados, ante la atenta mirada de los fieles, era testigo de excepción de la Comunión de los hermanos del Patronato, en la que es la Fiesta Principal de la decana de las penitenciales abulenses.

Presentación de los Dones en el Ofertorio durante la Celebración.
Consagración en la Festividad de la Exaltación de la Santa Cruz. Al fondo, el Santísimo Cristo de los Ajusticiados (Anónimo, s. XVI).

Toda la Celebración presidió el Presbiterio la Santa Reliquia del Lignum Crucis, compuesta por dos astillas de la Santa y Verdadera Cruz de Nuestro Señor, en un relicario de plata, propiedad de la Junta de Semana Santa, y cedido a la entidad anualmente para este Solemne Triduo.

Momento de la Comunión en la ermita del Humilladero.

Al término de la Función Principal, y tras la Bendición, el Cardenal firmó en el Libro de Honor del Patronato y le fue entregada una Mención en forma de réplica en miniatura de la Santa Cruz en su Calvario de la ermita, tras la que se hallaba una placa con su nombre grabado. Un obsequio en agradecimiento por su acompañamiento, que recibía de manos del Presidente del Patronato.

El Coro de San Vicente acompañó, como hizo durante todo el Triduo, a la Celebración.
Reliquia del Lignum Crucis, dos astillas de la Santa Cruz de Nuestro Señor Jesucristo, que presidía el Presbiterio de la ermita del Humilladero.

Posteriormente, tuvo lugar un vino español en la sede de la Junta de Semana Santa, al que quedaron convidados los asistentes, autoridades y fieles participantes de la Festividad.

Ya el día 15 de septiembre, Festividad de Nuestra Señora de los Dolores, se celebraba Santa Misa en sufragio por los hermanos difuntos del Patronato, especialmente los fallecidos este 2022.

Devoción, solemnidad y fervor hacia la Santa Cruz, la esencia franciscana de la Semana Santa de Ávila. Todo comienza y culmina en la Cruz Redentora. El camino más seguro para el Cielo, que diría Santa Teresa de Jesús. Victoria, Tú reinarás, oh, Santa y Vera Cruz, Tú nos salvarás.

El Cardenal Blázquez firmando en el Libro de Honor del Patronato, en la Sacristía. Se aprecian varias tallas que han permanecido expuestas durante el verano, y la réplica procesional de la Santa Cruz al fondo.
Entrega de la Mención en forma de réplica en miniatura de la Santa Cruz al Cardenal Blázquez tras la Función Principal. Imágenes todas de Gonzalo González de Vega y Pomar.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compartelo!

Más noticias de Diario de Pasión

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
3,021SeguidoresSeguir
490SuscriptoresSuscribirte