domingo, 27 noviembre 2022
Booking.com

El júbilo de los niños protagonizó la mañana del Domingo de Ramos en Ávila

Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
3,052SeguidoresSeguir
492SuscriptoresSuscribirte

Desde 1944 los Padres Franciscanos del Convento de San Antonio y la Juventud Antoniana han venido organizando, junto con la Archicofradía de Jesús de Medinaceli, la tradicional Procesión de las Palmas en el Domingo de Ramos abulense.

Este 2022, tras dos años de espera por la pandemia, la inauguración oficial de la Semana Santa abulense daba comienzo en el Trascoro de la Catedral con la Bendición de Palmas y Ramos por parte del Obispo de la Diócesis, el Excmo. y Rvdmo. Mons. D. José María Gil Tamayo, tras la que tenía lugar la Solemne Eucaristía. En ella, se daba lectura a la Pasión del Señor según San Lucas, y se recordaba en la homilía la necesidad de profundizar en la vivencia espiritual de la Semana Santa.

Al término de la Celebración, el Sr. Obispo tuvo a bien invitar a un grupo de ucranianos a subir al presbiterio de la Seo para recibir la Bendición, implorando por la Paz en medio de esta intolerable e injusta invasión que están sufriendo.

Bendición de Palmas y Ramos e imágenes de la Solemne Eucaristía en la Catedral abulense. Fotografías de Gonzalo González de Vega y Pomar.

Tras la Eucaristía, pasadas las doce y cuarto de la mañana, se abrían las puertas del primer templo abulense para dejar paso a la Cruz de Guía, la parroquial de San Antonio, seguida de los niños procedentes de las parroquias abulenses. El cortejo lo conformaban hermanos de la Archicofradía de Jesús de Medinaceli, con su tradicional hábito de raso morado, cíngulo dorado y capa castellana blanca con esclavina, además de guantes blancos, portando palmas.

Grupo escultórico de la Entrada Triunfal de Jesús en Jerusalén en la Plaza de Santa Teresa.
Entrada Triunfal de Jesús en Jerusalén con el Torreón del Homenaje de fondo, en la Plaza de Santa Teresa, para encaminarse hacia la calle Duque de Alba.

Luciendo la nueva medalla corporativa, los miembros del desfile procesional cruzaban la Plaza de la Catedral y bajaban la calle San Segundo, al tiempo que la Entrada Triunfal de Jesús en Jerusalén se presentaba ante los abulenses, a los sones del Himno Nacional y “Oh, Pecador”, interpretados por la Agrupación Musical «Oración en el Huerto y Vera Cruz», de Medina del Campo. Un directivo de la Archicofradía de Medinaceli y un miembro de la Cofradía de la Agrupación medinense presidían el Paso del Señor a lomos de la borriquilla.

Juventud Antoniana a su paso por la Plaza de Santa Teresa, junto a Nuestra Señora de los Infantes.

Tras ella, la Juventud Antoniana, de túnica marrón franciscana, cíngulo y capa blancos, con la Cruz de Jerusalén grabada, escoltando a la pequeña y decimonónica talla de Nuestra Señora de los Infantes, luciendo su tradicional manto rojo con brocado dorado.

Cerraba el desfile procesional la autoridad eclesiástica, la representación del Excmo. Ayuntamiento y los representantes de las cofradías penitenciales y la Junta de Semana Santa, vestidos de gala y portando palmas.

Representación de las cofradías penitenciales y la Junta de Semana Santa, portando palmas, cerrando el desfile procesional.

A paso lento y de marcada alegría festiva, la Procesión llegaba a la Plaza de Santa Teresa a la una menos cuarto de la tarde, para encarar la calle Duque de Alba y encaminarse a la Plaza de Santa Ana, para por el Paseo de la Estación y la calle Sierpe, llegar a San Antonio, recogiéndose sobre las dos y cuarto del mediodía de este Domingo de Ramos.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compartelo!

Más noticias de Diario de Pasión

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
3,052SeguidoresSeguir
492SuscriptoresSuscribirte