domingo, 25 septiembre 2022
Booking.com

El barrio de las Vacas volvió a llenarse de Ilusión en Ávila

Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
3,021SeguidoresSeguir
490SuscriptoresSuscribirte

Se acercaba en Ávila la Festividad de la Exaltación de la Santa Cruz, y la decana de las Cofradías de Gloria (que desde 1988 también es Penitencial), estaba dispuesta a hacer vibrar su barrio en torno a una de sus dos grandes devociones. Si bien este Ilustre Patronato, el de la Santísima Trinidad y Nuestra Señora de las Vacas Coronada siempre ha profesado, y lo sigue haciendo desde 1258, especial fervor por su Santísima Madre, ha venido festejando recientemente a su advocación cristífera: el Santísimo Cristo de la Ilusión. El crucificado moreno, que, sencillo y castellano, yace pendido del Madero en la ermita de las Vacas.

D. Óscar Robledo Merino, presidiendo la Celebración de la Exaltación de la Cruz en la ermita de Nuestra Señora de las Vacas.

No pudo procesionar debido a las circunstancias meteorológicas el pasado Lunes Santo, y tampoco lo realizó estos dos años de pandemia, ni en Semana Santa ni en septiembre. Nuestra Señora pudo volver a las calles en diciembre de 2021, acercándose hasta su Parroquia, San Pedro Apóstol, para presidir la Vigilia de la Inmaculada, y Procesionar Extraordinariamente para ganar la Indulgencia al Monasterio de San José, primera fundación teresiana.

Ya en mayo de este 2022 salía la Señora de las Vacas a bendecir a su ciudad en el que es uno de los días principales de la capital amurallada, el segundo domingo de mayo. Pues las dos jornadas abulenses por excelencia son el día de las Vacas y el día de La Santa, el 15 de octubre. Especialmente emotivo fue su transitar por la ciudad en una Fiesta en la que faltaban muchos patronos tras la pandemia, y que sirvió de recuerdo y homenaje para todos ellos, y los que hoy día siguen conformando el Patronato más numeroso de Ávila.

El pasado 11 de septiembre, se congregaban patronos, vecinos, autoridades, fieles, hermanos de otras Cofradías y devotos para honrar al Señor de la Ilusión en la Solemne Función Principal a la Exaltación de la Cruz, a las 11 de la mañana, que presidió el Presidente Nato del Patronato y párroco de San Pedro, el Ilmo. Sr. D. Óscar Robledo Merino, que exaltaba la Santa Cruz, no solo como medio de salvación, sino como Madero del que pendió el Redentor, el verdadero artífice de nuestra Vida.

Celebración Eucarística en honor a la Exaltación de la Cruz en la ermita de Nuestra Señora de las Vacas.

Al término de la Eucaristía, repicaban las campanas (la menor de ellas estrenaba nuevo volteo) y sonaban los cohetes, tradicionales ya en este barrio. Ávila no sabe vivir sus devociones sin ellos. Tras el Pendón Corporativo y el Estandarte de la Santísima Virgen, salía, ladeado, como es habitual, el Santísimo Cristo de la Ilusión, portado por sus 24 anderos.

Santísimo Cristo de la Ilusión a su salida de la ermita de Nuestra Señora de las Vacas el pasado 11 de septiembre.

Salía a la Plazuela de las Vacas precedido de dulzaina y tamboril, para conducirse hacia la Plaza de Granada, junto al Real Monasterio de Santo Tomás (residencia de verano de los Reyes Católicos, Isabel y Fernando).

Los anderos del Santísimo Cristo, portando uniforme estival en camisa blanca y medalla al cuello, cedieron la carga de la talla a los hermanos patronos, fieles y devotos que quisieran portarlo durante un tramo de la Procesión.

El Santísimo Cristo, portado por sus anderos, a su paso por el Real Monasterio de Santo Tomás.

El Santísimo Cristo estrenaba, pues no pudo hacerlo el pasado Lunes Santo, cuatro faroles dorados con ciriales en su interior para sus andas, especialmente dedicadas a Él, con la fachada de la ermita de las Vacas labrada, en madera de pino ruso.

El Santísimo Cristo de la Ilusión volvió a las calles de su barrio para llenarlo de alegría y devoción en la Festividad de la Exaltación de la Santa Cruz, pues debido a la pandemia y a la climatología, no ha podido procesionar las tres últimas ediciones del Lunes Santo. Los patronos y fieles vaqueros arroparon al Hijo de la Reina de las Vacas

El Santísimo Cristo de la Ilusión recorriendo su barrio por la Exaltación de la Santa Cruz.

Ya de regreso a su ermita, los anderos volvieron a cargar el Cristo para, avanzando a ritmo alegre y pausado, con una particular mecida que siempre lo ha caracterizado, llegar al corazón del barrio y volver a los brazos de Su Bendita Madre del Cielo hasta el próximo Lunes Santo.

Un barrio. Un sentimiento. Una devoción. Un Cristo y una Madre. Nuestra Madre. La Madre de las Vacas.

El Santísimo Cristo de la Ilusión, con exorno en tonos blanco y lila, rodeado de sus cuatro faroles sobredorados nuevos. Imágenes todas de Gonzalo González de Vega y Pomar.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compartelo!

Más noticias de Diario de Pasión

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
3,021SeguidoresSeguir
490SuscriptoresSuscribirte