martes, 28 junio 2022
Booking.com

Ávila se vuelca para honrar a su Patrón

Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,965SeguidoresSeguir
489SuscriptoresSuscribirte

Tras dos años sin poder venerarlo por las calles, San Segundo volvió a salir a bendecir las calles de Ávila.

Cada dos de mayo, Ávila vuelve a sus orígenes para venerar a aquél que la dio la Fe. Aquel humilde discípulo del Apóstol Santiago que junto a él llego a evangelizar nuestro País, siendo San Segundo el que trajo la Palabra del Señor a Ávila, de la que fue su primer Obispo. Este Hombre Santo murió mártir de manos romanas siendo despeñado según cuenta la tradición desde la muralla romana.

Tras desaparecer durante más de quince siglos, en 1520 Ávila se reencontró con su Santo descubriendo su desaparecido sepulcro. Su veneradas reliquias fueron repartidas entre la Catedral del Salvador (donde se encuentra casi la totalidad del Santo Cuerpo en la magnifica Capilla que se levantó en su honor, derribando para ello dos cubos de la muralla) y la Ermita de San Segundo (hasta entonces Ermita de San Sebastián y Santa Lucía). Es en este Templo donde cada dos de mayo los Abulenses cumplen con una de las más bellas tradiciones de este día: la tradición del pañuelo del Santo.

Una tradición que consiste en introducir un pañuelo en el magnífico sepulcro del Santo, labrado por Juan de Juni, y tocar la urna con parte de los restos del Santo para pedirle tres deseos. Debido a la Pandemia este año esta tradición no se ha podido realizar.

Era el pasado 30 de Abril cuando comenzaban los Solemne Cultos en honor a San Segundo, con el inicio del triduo y el pregón realizado por el investigador biólogo D. Juan Parra Cáceres. Posteriormente se procedió a realizar la entrega de medallas y distinciones a los hermanos cofrades.

Ya en la tarde del 1 de Mayo, víspera de la fiesta, tuvo lugar el último día del Solemne Triduo. Tras la celebración se veneró una reliquia del Santo, para posteriormente realizarse la Ofrenda Floral al Patrón en la que las instituciones, asociaciones, cofradías, peñas y devotos abulenses rindieron honor al primer Obispo de Ávila.

Finalizada la ofrenda se procedió a la procesión de traslado de la imagen de San Segundo (realizada por el artista abulenses D. Antonio Arenas) hasta la S.A.I. Catedral. A su llegada a la Seo y bajo el replicar de las campanas, el Santo fue recibido con honores por parte del Excmo. Cabildo de la Catedral. Finalizado el traslado dieron comienzo las vísperas Solemnes en honor al Patrón.

2 de Mayo, Solemnidad de San Segundo, y Ávila se volcó de nuevo para honrar a su Patrón. A las 11h, comenzaba la Solemne Eucaristía en su honor y que estuvo presidida por el Excmo. y Rvdmo. Sr. Obispo de Ávila D. José María Gil Tamayo.

Al igual que en la Solemnidad de Santa Teresa, es tradición que en este día la bandera de la Ciudad, portada por el concejal más joven del Consistorio, acuda a la Solemne Eucaristía para después acompañar a los dos Patrones en sus respectivas procesiones por las calles de nuestra Ciudad. La bandera fue escoltada por las magníficas mazas consistoriales de plata del siglo XVI.

Bajo los acordes del Himno Nacional, la imagen del Patrón salió de nuevo a bendecir las calles de nuestra Ciudad, acompañado de los representantes de las Entidades de Gloria y de la Junta de Semana Santa. Así mismo tras la Sagrada Efigie acompañaron al Santo el Sr. Obispo, el Cabildo de la Catedral, el Ayuntamiento (con el Alcalde, corporación municipal y representantes de diferentes grupos políticos municipales), la Diputación Provincial (con el Presidente y miembros de la corporación provincial), así como autoridades policiales y militares.

A lo largo de la procesión se pudo disfrutar de las bellas danzas con las que el Grupo Folclórico «Urdimbre» rindió tributo al Patrón. Acompañando musicalmente el recorrido se encontraba la Banda Ciudad de Ávila. Al principio de la comitiva los gigantes y cabezudos hicieron las delicias de los niños que se encontraban viendo la Procesión.

Por fin tras dos años de pandemia, durante la procesión se vivió uno de los momentos mas emotivos de esta jornada. Las puertas de la bella Ermita de San Esteban se abrieron de nuevo para permitir el encuentro de San Segundo con Nuestra Señora del Consuelo.

Tras este reencuentro la comitiva llegaba finalmente a la Ermita del Patrón, donde con la bendición del Señor Obispo se dio por concluida la Procesión.

Ya en la tarde del día 5 tuvo lugar en la Ermita la Eucaristía por el eterno descanso de los Hermanos Cofrades Difuntos.

Todas las fotos que aparecen en el presente artículo son propiedad de D. Gonzalo González de Vega y Pomar, siendo extraídas de la pagina

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compartelo!

Más noticias de Diario de Pasión

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,965SeguidoresSeguir
489SuscriptoresSuscribirte