Ávila se llenó de Consuelo

0
91

Ntra. Sra. del Consuelo recibió durante tres días el emocionado tributo de los Abulenses que la veneraron en su Ermita de San Esteban.

Este año la Solemnidad de la Asunción se ha vivido de una manera diferente en la Ermita de San Esteban. Pero las circunstancias sanitarias que estamos atravesando, no han reducido un ápice el fervor, la devoción y el cariño que la ciudad de Ávila, especialmente el Barrio de San Esteban, sienten por Ntra. Sra. del Consuelo.

Durante los días 13,14 y 15, la Bella Ermita Románica de San Esteban estuvo abierta desde las 19h hasta las 22h, para acoger los fieles y devotos que acudían a honrar a la Señora de San Esteban. Muchos de ellos depositaron su ofrenda de Flores ante la Imagen de la Virgen, entre ellos diferentes Entidades de Gloria y de Penitencia de nuestra Ciudad depositaron sus conjuntos florales ante la Virgen.

Podemos decir que durante estas jornadas, la Santísima Virgen ha estado más cerca que nunca de sus Fieles. Bellamente ataviada, portando la Corona procesional y el manto verde (uno de los que porta habitualmente en sus procesiones ), Ntra. Sra. del Consuelo se encontraba dispuesta al pie de su Altar. Cariñosa mirada con la que la bella imagen de María y el Niño Jesús recibían a sus emocionados devotos, transmitiéndoles ahora más que nunca el Consuelo tan necesario en los duros tiempos que atravesamos.

Este 15 de Agosto, San Esteban ha vivido la más extraordinaria y anómala de las Solemnidades de la Asunción de su historia.

La jornada comenzaba a las 11h con la Solemne Eucaristía, presidida por D. Oscar Robledo Merino (Párroco de San Juan Bautista).El bello Templo completó el aforo establecido por las circunstancias sanitarias. Muchos de los fieles pudieron seguir la Eucaristía desde la Plaza, gracias a los altavoces instalados a las puertas del Templo. Durante esta jornada, la imagen de la Virgen presidió los actos en su honor, desde un altar de cultos situado en el Altar Mayor del Templo.

Este año por las circunstancias sanitarias la Virgen no ha podido salir a bendecir a su Ciudad. Pero si la Virgen no salía Ávila, al igual que en los dos días previos, iría a su encuentro buscando su maternal bendición. San Esteban fue un continuo ir y venir de gente que durante las horas de apertura del templo, querían honrar y venerar a Ntra. Sra. del Consuelo.

En la jornada del Domingo a las 11h, tuvo lugar la Solemne Eucaristía ofrecida por el eterno descanso de los Hermanos Cofrades Difuntos.