Ávila honra al Señor de los Reyes Católicos

0
101

Hasta el próximo Lunes, la Iglesia de Mosén Rubí acoge el Solemne Triduo en honor al Stmo. Cristo de las Batallas.

Ávila es una ciudad llena de historia, de leyenda, con una profunda Fe y una gran Devoción. Unas características que definen también a la perfección a una de las más importantes e históricas imágenes que la Capital de la Muralla y que procesionan por sus calles cada Semana Santa. Esta magnífica talla no es otra que el Cristo de los Reyes Católicos, el Stmo. Cristo de las Batallas.

La Imagen del Santísimo Cristo de las Batallas fue elaborada en el S.XV, creyéndose que fue realizada por el escultor florentino Luca della Robbia. Una Imagen italiana que llegaría a nuestro País, adquirida por la Corona de Aragón. En el año 1469 el Cristo llegaría a Castilla, como parte de la dote que el Rey Fernando aportaba a su matrimonio con la Reina Isabel la Católica.

Imágenes de la talla histórica del Cristo de las Batallas en la Iglesia de Mosén Rubí (imagen izquierda obtenida de las Redes Sociales de la Hermandad del Stmo. Cristo de las Batallas) y en la Capilla del Convento donde reposa todo el año (Imagen derecha obtenida de verpueblos.com y realizada por Ábulafoto).

Cuenta la tradición que este Cristo les acompañaría durante todas las batallas de la Reconquista (de donde la imagen tomará su nombre). Una de las más bellas leyendas que existen alrededor de esta imagen es precisamente de este periodo histórico. Cuentan que un día antes de una de las batallas, los soldados se estaban encomendando como era tradición al Apóstol Santiago.

Es entonces cuando las crónicas narran que el Cristo habló y les dijo:

Para que os encomendáis a Santiago, teniéndome a mí aquí.

Y desde ese momento, la Imagen permanecerá hasta la actualidad con la boca abierta.

Detalle del rostro del Cristo de las Batallas, donde se puede apreciar el detalle de la boca abierta. (Imagen obtenida de las Redes Sociales de la Hermandad del Stmo. Cristo de las Batallas)

Años después la Imagen llegaría al Convento Dominico de Aldeanueva de Santa Cruz (Ávila). Existen diferentes versiones de como llegaría a este Cenobio:

Tras la muerte de la Reina Isabel en 1504, la Imagen sería depositada allí por el Duque de Alba D. Fadrique Álvarez de Toledo.

-Los propios Reyes Católicos donaron la Imagen como agradecimiento las Hermanas Dominicas del Convento

-El Cristo de las Batallas llegaría a Aldeanueva de Santa Cruz tras la Batalla de Lepanto en 1571.

Sea como fuere la Sagrada Imagen se veneraría en este Cenobio hasta que en 1866, la Comunidad se vio obligada a abandonar el Convento. Es entonces cuando las Hermanas Dominicas, con la mediación del entonces Obispo de Ávila Fr. Fernando Blanco, llegarían a nuestra Ciudad. La Comunidad se instalaría en en unas Casas cedidas por los Duques de Parcent, situadas junto a la Capilla de la Anunciación (más conocida como Mosén Rubí). La Hermanas Dominicas instalaron al Stmo. Cristo en la Capilla del Convento, donde permanece en la actualidad. Ante la multitud de peticiones de los fieles, en 1937, en plena Guerra Civil Española, las Hermanas trasladan la Imagen a la Iglesia.

Imágenes del Convento de Aldeanueva de Santa Cruz (imagen de la izquierda obtenida de mapio.net), lugar donde estuvo el Cristo hasta 1866 cuando se trasladaría al Convento Abulense de Mosén Rubí (imagen de la derecha obtenida de verpueblos.com), donde se conserva en la actualidad.

En 1952, con un marcado carácter castrense ligado a la Academia General de Intendencia, nace en Ávila la Hermandad del Stmo. Cristo de las Batallas. En los primeros años solamente podían ser Hermanos de la Entidad los hombres. Además era necesario también ser militar, excombatiente o perteneciente a la reserva militar.

En el año 1962, la Hermandad decide adquirir una imagen de mayor tamaño para procesionar. Una nueva y bella Imagen del Cristo de las Batallas de gran tamaño, y que sería realizada por el hermano D. Placido Martín San Pedro. Esta imagen se encuentra al culto en la Iglesia de San Pedro. Esta nueva imagen procesionaría en solitario el Miércoles Santo hasta 1987.

Imagen moderna del Stmo. Cristo de las Batallas, en la Procesión de las Batallas del año 2019.

En ese año debido a la profunda devoción que los abulenses tenían a la Imagen histórica, deciden volver a procesionarla. Durante los años 1987 y 1988 ambas Imágenes procesionaban juntas en la noche del Miércoles Santo. Será ya en 1989 cuando se configuren las dos procesiones actuales. La Procesión de las Batallas parte a las 23h desde la Iglesia de San Pedro portando la Imagen Moderna. A las 2 de la mañana parte desde Mosén Rubí la Procesión de la Madrugada, portando al Cristo de los Reyes Católicos.

Imágenes de la Iglesia de San Pedro Apóstol (izquierda), de donde parte la Procesión de las Batallas, y de la Procesión de la Madrugada (derecha) a su salida del Convento de Mosén Rubí.

La imagen del Cristo de las Batallas cuenta con una gran devoción en la Ciudad de Ávila, realizando múltiples milagros.

Este gran cariño de los Abulenses se demuestra también cada año durante el Triduo que entorno al 14 de Septiembre, Festividad de la Exaltación de la Santa Cruz, le ofrece su Hermandad de las Batallas en colaboración con las Hermanas Dominicas.

Solemne Triduo en honor al Stmo. Cristo de las Batallas, celebrado en años anteriores en la Iglesia de Mosén Rubí. (Imágenes obtenidas de las Redes Sociales de la Hermandad del Stmo. Cristo de las Batallas)

Un Solemne Triduo que tendrá lugar desde hoy hasta el próximo lunes, a las 20h en la Iglesia de Mosén Rubí. Unas celebraciones que se realizarán siguiendo todas las Medidas Sanitarias y de Capacidad, y que estarán presididas por varios sacerdotes de nuestra Diócesis:

-Sábado 12 de Septiembre: Solemne Eucaristía presidida por el Rvdo. P. Jerónimo Fuertes Agúndez O.P.

-Domingo 13 de Septiembre: Solemne Eucaristía presidida por el Rvdo. P. Carlos Rodríguez Linera O.P.

-Lunes 14 de Septiembre, Festividad de la Exaltación de la Santa Cruz: Solemne Eucaristía presidida por el Rvdo. D. Oscar Robledo Merino, Párroco de San Pedro Apóstol.