miércoles, 17 agosto 2022
Booking.com

Ávila honra a San Francisco de Asís

Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,984SeguidoresSeguir
489SuscriptoresSuscribirte

El pasado Domingo 4 de Octubre, culminaban en la Iglesia de San Antonio los cultos en su honor, organizados por los Padres Franciscanos.

Octubre es uno de los mes más importantes del año en Ávila. Un mes en el que la Espiritualidad, la Mística y la Religiosidad, tan presentes durante el año, se viven también de manera especial gracias a las figuras de Santa Teresa de Jesús y San Pedro de Alcántara.

Desde hace siglos el 30 de Septiembre, un día antes de que comience el mes, Ávila vive intensamente sus raíces Franciscanas. Una jornada en la que cada año comienza el Solemne Quinario que los Padres Franciscanos dedican para honrar a su Santo Patrón y Fundador: San Francisco de Asís.

Giovanni di Pietro Bernardone (su nombre real), nació en la ciudad italiana de Asís en el año 1181. Hijo de Padres Comerciantes, Francisco ayudaba a sus padres en el comercio de paños. Durante sus juventud formó parte del ejercito. Cuenta la historia que en una de estas batallas en 1205 la localidad de Apulia, Francisco recibió una revelación para que volviera a Asís. En la primavera del año 1206 se produciría un acontecimiento fundamental en la vida del Santo. Un día que salió a pasear sus pasos le hicieron llegar a las ruinas de la vieja Ermita de San Damián. Al entrar en el templo, Francisco vio la bella imagen de un crucificado. Fue entonces cuando la Imagen hablaría al Santo, diciéndole estas palabras:

 «Ve Francisco y repara mi iglesia. Ya lo ves: está hecha una ruina».

En ese momento el Santo decide vender su caballo y varias de las mercancías de su padre, para entregarle el dinero al sacerdote de San Damián. Desde entonces su vida cambió para siempre.

El día 24 de Febrero de 1209, Francisco recibiría su misión del Señor. Mientras escuchaba el relato del evangelio en la Iglesia de la Porciúncula, el Señor llamó a Francisco para que fuera su Apóstol entre los mas pobres. Su humildad y su entrega a los demás le hicieron llevar una vida de pobre extrema, hasta el punto de ir descalzo y vestido con harapos.

Cuenta la historia que tal era la bondad del Santo que ya próximo a su muerte, la Orden prohibió a Francisco que diera más veces su túnica a los pobres. Francisco quería una iglesia por y para los pobres, y con esta idea y con el objetivo de fundar una nueva orden, se trasladó a Roma.

Allí junto a varios de sus seguidores se presentó en audiencia ante el Papa Inocencio III, quien le terminaría dando su beneplácito. A su vuelta a Asís estuvo buscando un lugar que fuera la sede de la orden recién fundada. Para ello un abad benedictino le ofrecería la Iglesia de la Porciúncula.

El número de hermanos de la orden fue aumentando rápidamente, contando con ejemplos tan destacados como San Antonio de Padua. En el año 1212 Francisco junto a Santa Clara, fundaría la Orden de las Hermanas Pobres de Santa Clara (conocidas popularmente como las Clarisas).

La expansión de la Orden fue imparable, estando extendida en 1215 por Italia, Francia y España. El 14 de Septiembre de 1224 San Francisco recibiría en su cuerpo los estigmas de la Pasión de Cristo. Un año después Francisco escribiría una de sus obras más importantes: «el Cantico de las Criaturas o el Cántico del Hermano Sol»

Francisco de Asís partiría a la Casa del Padre la noche del 3 de Octubre de de 1226, siendo canonizado un año en 1228 por el Papa Gregorio IX.

Un Santo muy relacionado también con la ciudad de Ávila, ya que según cuenta la historia, San Francisco realizaría la fundación de un Monasterio que recibiría con los siglos el nombre del Santo, y que es en la actualidad el Auditorio Municipal de San Francisco.

Un Santo muy querido al que sus hijos los Padres Franciscanos dedican un bello y emotivo Quinario en su honor.

Debido a la situación de Pandemia que nos asola, este año se ha suspendido uno de los más bellos momentos que se viven durante estas jornadas. El día 3 de Octubre, tras el cuarto día del quinario, se vive un momento muy especial: la celebración del Transito de San Francisco. Una celebración que comienza en la Iglesia de San Antonio y que a continuación se traslada al Convento de las Madres Clarisas, donde finaliza el acto. Este año, para garantizar todas las medidas de seguridad, se ha suspendido este emotivo acto de unión entre los Padres Carmelitas y las Madres Clarisas entorno a sus Santos Fundadores San Francisco y Santa Clara de Asís.

Por este motivo la Celebración del Tránsito de San Francisco se desarrolló de manera integra en la Iglesia de San Antonio. Ya el Domingo 4 de Octubre, Festividad de San Francisco de Asís, tuvo lugar a las 13h la Solemne Eucaristía en su honor.

Una emotiva celebración que estuvo presidida por los Padres Dominicos del Real Monasterio de Santo Tomás, como símbolo del fuerte vínculo que existe entre la Orden Franciscana y la Orden de los Dominicos, gracias a la Amistad de sus dos Santos Fundadores: San Francisco de Asís y Santo Domingo de Guzmán.

Durante estos días, una magnífica Imagen del Santo ha presidido en un bello Altar instalado en el Presbiterio los cultos en su honor. Junto a ella se encontraba también una Reliquia del Santo, que debido a la situación pandémica que os asola, no se ha podido venerar.

El desarrollo de las celebraciones ha tenido lugar siguiendo en todo momento las Medidas Sanitarias y de Capacidad.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compartelo!

Más noticias de Diario de Pasión

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,984SeguidoresSeguir
489SuscriptoresSuscribirte