sábado, 13 agosto 2022
Booking.com

Ávila celebra la Trasverberación del Corazón de Santa Teresa de Jesús

Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,985SeguidoresSeguir
489SuscriptoresSuscribirte

Hasta el próximo 26 de Agosto, las Hermanas Carmelitas celebran el Decenario en honor a la Trasverberación del Corazón de la Santa Abulense.

La vida de la Patrona de Ávila Santa Teresa de Jesús es sin lugar a dudas una vivencia apasionante. Una historia vital que tenemos el privilegio de conocer de mano de la propia Santa, que narraría su vida en una de sus obras más bellas: el Libro de la Vida.

Interior del Monasterio de la Encarnación.
Imagen obtenida de: nicolas-capellanencarnacionavila.blogspot.com

Muchos fueron los grandes momentos que vivió Santa Teresa a lo largo de su Vida. Una vida plena que vivió desde la Fe, la Devoción y su gran Espiritualidad. Una trayectoria vital que tuvo también momentos muy duros, sobre todo relacionados con la situación que desgraciadamente ocupaba la mujer en aquella época. Uno de los muchos adjetivos que describen a la perfección a Santa Teresa es el de ser una Mujer adelantada a su Tiempo. Lucho contra aquello que parecía impensable en aquella época. Una valiente y decidida mujer que nos enseñaría que «Quién a Dios Tiene nada le Falta´´, porque «Solo Dios Basta´´.

Hoy el Corazón de Teresa sigue latiendo con más fuerza que nunca, en cada uno de los lugares que tras su muerte conservaron para siempre la esencia y el espíritu de Santa Teresa.

Uno de estos lugares es sin lugar a dudas el Monasterio de la Encarnación. Bello cenobio carmelita fundado en 1478 en otro emplazamiento intramuros de la Ciudad. Será ya a comienzos del siglo XVI cuando se traslade al lugar que hoy ocupa. La providencia divina hizo que desde su inauguración, el Monasterio de la Encarnación fuera ya un lugar Teresiano. El 4 de Abril de 1515, mientras se bendecía la Iglesia del Cenobio, la Iglesia de San Juan Bautista veía nacer en la Fe del Bautismo a Teresa de Cepeda y Ahumada, a la que la historia conocería después como Santa Teresa de Jesús.

Será en este bello lugar donde, con gran disgusto de su padre D. Rodrigo, ingresaría Santa Teresa como hermana en el año 1535. En este cenobio viviría la Santa durante 27 años, siendo nombrada Priora del Monasterio. Es en este periodo como Priora cuando Teresa realiza uno de los actos más bellos y simbólicos de su vida. En el Coro del Convento, en el lugar reservado para ella como Priora, dispuso colocar una imagen de la Virgen María (conocida como Ntra. Sra. de la Clemencia), ya que ella era la verdadera priora. Será también desde este Monasterio de la Encarnación donde parta Santa Teresa para iniciar la Reforma Carmelita.

Ntra. Sra. de la Clemencia, que se conserva en la Clausura del Convento.
Imagen obtenida de:
nicolas-capellanencarnacionavila.blogspot.com

Durante el tiempo que la Santa vivió en el Convento, vivió diferentes episodios místicos y espirituales. Otro Místico y Santo Abulense, San Juan de la Cruz, (Confesor del Monasterio por la Petición de la Madre Teresa), también vivió junto a ella varios de estos momentos.

La propia Santa nos narra en su Libro de la Vida varios de estos bellos episodios. En uno de los cuales el Señor se le apareció en el Convento, desposándose místicamente con la Santa, a la que entregaría como anillo del enlace uno de los clavos de su Crucifixión.

Imagen de los Desposorio Místico de Santa Teresa de Jesús. Imagen obtenida de:
nicolas-capellanencarnacionavila.blogspot.com

Fue en este Monasterio donde viviría uno de los momentos más emotivos de su vida. Uno de ellos tiene como protagonista al nombre de la Santa. Cuenta Teresa que un día cunado se disponía a subir una de las escaleras del convento, se encontró a un bello niño en la escalera. La Santa no se explicaba como podía haber conseguido entrar aquel niño en la Clausura. Fue entonces cuando Teresa, sin saber todavía que el niño era en realidad el Niño Jesús le pregunta:

«¿Cómo te llamas?´´

A lo que el Niño Jesús le responde:

«¿Y tú?´´

Teresa le contesta:

«Yo soy Teresa de Jesús´´

Y el Niño Jesús la responde:

«Yo soy Jesús de Teresa´´

Como esta fueron múltiples las apariciones y las gracias que el Señor le otorgaría a Teresa. Tan gran número de ellas recibiría en este lugar, que al Monasterio de la Encarnación se le considera el segundo lugar del mundo (solo por detrás de Tierra Santa), donde se ha aparecido más veces el Señor.

Pero en este bello lugar tendría lugar también uno de los acontecimientos más importantes y conocidos de la vida de la Santa: la Trasverberación de su Corazón.

Un momento tan trascendental para la vida de Santa Teresa que nos describiría de tan bella forma en el «Libro de la Vida´´ (Capitulo 29, apartado 13):

Quiso el Señor que viese aquí algunas veces esta visión: veía un ángel cabe mí hacia el lado izquierdo, en forma corporal (…). No era grande, sino pequeño, hermoso mucho, el rostro tan encendido que parecía de los ángeles muy subidos que parecen todos se abrasan. (…) Veíale en las manos un dardo de oro largo, y al fin del hierro me parecía tener un poco de fuego. Este me parecía meter por el corazón algunas veces y que me llegaba a las entrañas. Al sacarle, me parecía las llevaba consigo, y me dejaba toda abrasada en amor grande de Dios.

Este bello episodio tuvo lugar en este Monasterio donde hoy se levanta la la Capilla de la Trasverberación. Este episodio narrado por Santa Teresa sería bellamente plasmado por Gian Lorenzo Berninni en el Éxtasis de Santa Teresa, realizado para la Iglesia de Santa María de la Victoria de Roma.

Un momento de profunda espiritualidad que fue confirmado una vez fallecida la Santa Tras la muerte de Teresa, se la extrajo el corazón para poder analizarlo cientificamente. Los médicos cuando procedieron a su análisis, encontraron una incisión larga de gran profundidad. Esta herida, inexplicable para la ciencia, es reflejo de que el Corazón de Teresa estuvo siempre lleno del amor de Dios. La reliquia del Corazón de Santa Teresa se conserva hoy junto a su brazo y su Sepulcro en el Convento de la Anunciación de Alba de Tormes.

Entorno a este gran don que el Señor otorgó a Santa Teresa, la Familia Carmelita celebra cada 26 de Agosto la Festividad de la Trasverberación. Como preparación a esta jornada, se celebra un Solemne Decenario, presidido por diferentes autoridades eclesiásticas invitadas por las Hermanas Carmelitas, y ligadas al Espíritu Teresiano.

Las Solemnes Eucaristías del Decenario tendrán lugar a las 20h y estarán presididas por:

17 de Agosto: Excmo. y Rvdmo. Mons. Bernardito Auza, Nuncio Apostolico.

18 de Agosto: Rvdo. D. Jorge Zazo, Delegado Epsicopal de Pastoral de Ávila

19 de Agosto: Rvdo. D.Gaspar Hernández, Rector del Seminario Diocesano de Avila.

20 de Agosto: Rvdo. P. David Jimenez ocd, Prior del Convento-Casa Natal de Santa Teresa de Ávila.

21 de Agosto: Rvdo. D. Eliseo García Rubio, Capellan del Monasterio de San José (Primera Fundación de Santa Teresa).

22 de Agosto: Rvdo. P. Javier Sancho, Director del CITES de Ávila.

23 de Agosto: Exmo. y Rvdmo. Mons. José María Gil Tamayo, Obispo de Ávila.

24 de Agosto: Exmo. y Rvdmo. Mons. Ricardo Blázquez, Cardenal Arzobispo de Valladolid.

25 de Agosto: Rvdmo. Mons. Alberto José González Chaves, Vicarios para la Vida Consagrada de Córdoba.

26 de Agosto (Festividad de la Trasverberación): Exmo. y Rvdmo. Mons. Antonio Cañizares Llovera, Cardenal Arzobispo de Valencia.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compartelo!

Más noticias de Diario de Pasión

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,985SeguidoresSeguir
489SuscriptoresSuscribirte