martes, febrero 25, 2020
  • Portada
  • Noticias
  • Hermandades
  • Contacto y envío de Noticias

Juan Ignacio López pregonó la Pasión de Quintanar

El actual párroco del municipio toledano de Cebolla y antiguo vicario de Quintanar de la Orden, Juan Ignacio López Serrano, fue el encargado de declamar el pasado domingo el pregón de la Semana Santa quintanareña. En una abarrotada iglesia de Santiago de la Espada, López Serrano pronunció un pregón repleto de composiciones poéticas con las que repasó todos los momentos de la pasión de esta localidad toledana.

El acto contó con la presencia del alcalde de la localidad, Carlos Madero, de los miembros de la oposición, y del presidente de la Junta de Cofradías, Santiago Añover, y comenzó con la actuación de la Banda Juvenil de la Escuela Municipal de Quintanar de la Orden, que dirige Sebastián Heras. A continuación, el secretario de la Junta de Cofradías y presentador del acto, Víctor Madero, se dispuso a leer una pequeña biografía del pregonero.

Tras esto, López Serrano comenzó a pronunciar desde el Altar Mayor de la Iglesia de Santiago de la Espada un pregón que se recordará por mucho tiempo entre los cofrades quintanareños. El anuncio comenzó con una exaltación poética titulada “Siempre Piedad a tu lado”, en la que se deshizo en panegíricos a la Virgen de la Piedad, patrona de Quintanar, a quien agradeció la oportunidad de pregonar la Semana Santa. “Sólo contigo Piedad podré cumplir este trato para ser el pregonero de una Pascua que ha llegado para elevar la pasión de este Quintanar cristiano que reza bajo las andas, que camina tras los pasos de Cristo, que, por sus calles, vuelve a pasar caminando”.

Después de la Virgen de la Piedad, el pregonero dejó claro que otro de los motivos que le había llevado a volver a Quintanar era la amistad. Y decidió elegir como máximos exponentes de la palabra amistad a San Juan y Santa Marta. “Ellos son el evangelio hecho carne de verdad, son modelo de cristiano, para nuestro caminar” destacó López Serrano sobre estos dos amigos del Señor.

El pregonero continuó narrando la pasión, y lo hizo con alusiones al Miércoles Santo y a la Procesión de los Azotes del Jueves Santo. Todo ello para llegar a uno de los momentos más emotivos del pregón, la composición poética dedicada a Nuestro Padre Jesús Nazareno.

“Jesús mío Nazareno, sólo bendigo tu cara y pido que nunca falte tu perfil en cada casa, las promesas escondidas sangrando bajo las andas, y el más seguro fortín, tu peana desgastada. Siempre contigo, Señor, y si quieres y lo mandas iremos hasta Toledo, marcharemos tras tus andas y allí diremos a todos que contigo no hay batallas” señaló el pregonero en referencia a la salida extraordinaria de Nuestro Padre Jesús Nazareno por las calles de la Ciudad de las Tres Culturas en el año 2014.

Quiso también el pregonero dedicar unas palabras de reconocimiento para el recién estrenado monumento a la Semana Santa quintanareña y valoró muy positivamente el afán por transmitir las tradiciones a los más pequeños. Para después proseguir con la Procesión de los Pasos tan característica de la mañana del Viernes Santo quintanareño.

No podía faltar en el pregón una alusión al Santísimo Cristo de Gracia. “Quintanar es un calvario que aguarda ya la alborada y sueña que al tercer día vendrá la mañana clara en que todo cambiará, se cumplirá su esperanza: encontrar a Cristo vivo en un abrazo de Gracia”. Continuó su recorrido por la Procesión del Santo Entierro con referencias a la Virgen de las Angustias y especialmente, a la Virgen de la Soledad, a quien le dedicó los siguientes versos: “Alejándote, te vas, con tu vestido de luto, con tu llanto de cristal, no te marches con tu pena, no te marches Soledad”.

Y como todo buen pregón, no podía faltar el broche final. Que volvió a declamar encomendándose a la protección de la patrona, la Virgen de la Piedad, inicio y final del pregón. “Por eso cuando el Pregón quiere venir a expirar quiere hacerlo ante tus plantas para poder entregar de tus hijos la pasión y así entre todos soñar que llegará la jornada en que te podamos dar el amor que recibimos cuando vamos a rondar las cancelas de tu ermita y nos congrega tu faz. Y es que entonces soñaremos estar en la eternidad y besaremos tu frente y la deuda saldará del anhelo que sentimos de a ti poderte abrazar y quede por fin, María, coronada tu Piedad”.

Foto de portada: Junta de Cofradías de Quintanar de la Orden.

Foto: David Raboso Rojo.
Foto: David Raboso Rojo.
- Publicidad -

El Cristo de Las tres Caídas ya esta en su casa

El Señor de las Tres Caídas de la Hermandad de la Esperanza de Triana ha vuelto a esta noche lunes 24 de febrero...

Jesús Romanov pronuncia en Baeza la conferencia: “El arte de vestir a la Virgen”

Nueva cita formativa en la ciudad de Baeza, en esta ocasión, de mano de la Hermandad y Cofradía de la Sagrada Oración...

Los panaderos se trasladan a la Misericordia para sus cultos

La Hermandad de los Panaderos ha realizado el pasado sábado el traslado de sus titulares hasta la Iglesia de la Misericordia para la celebración...