El traslado de la Virgen de los Dolores, antesala de la Semana Santa

0
539

La imagen de Nuestra Señora de los Dolores fue trasladada este viernes desde la Ermita del Santísimo Cristo del Coloquio hasta la Iglesia Parroquial Nuestra Señora de la Asunción de Villacañas, donde hoy arrancará el solemne septenario. Durante el traslado, que tuvo lugar al término de la última Corona de la Virgen, se rezaron las 14 estaciones del Vía Crucis.

Acompañada de un gran número de fieles, precedida por el estandarte de la cofradía y refugiada en su inseparable templete, la imagen que fuera tallada por el imaginero Tomás Parés en el año 1942, recorrió las calles Jesús y María, Tirso de Molina, La Virgen y Cristo para llegar a la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, templo en el que permanecerá hasta su próxima salida procesional el viernes de Dolores. La imagen regresará a la Ermita del Cristo del Coloquio el próximo Jueves Santo cuando la cofradía finalice su recorrido en la Procesión de la Pasión.

A partir de ahora, la Cofradía de Nuestra Señora de los Dolores ultima los detalles para que todo esté preparado para su fiesta mayor del próximo viernes de Dolores, cuando las mujeres y hombres de la hermandad, vestidos con capa castellana y escapulario, acompañarán a su imagen titular bajo los sones de la Banda Municipal de Música en una estación de penitencia que abrirá las procesiones de la Semana Santa villacañera, que este año estrena declaración de Interés Turístico Regional.

Galería fotográfica del traslado

Foto: Javier Espada.