lunes, 19 abril 2021
spot_img

El reflejo del Pilar en la Semana Santa

spot_img

¡síguenos!

3,168FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,614SeguidoresSeguir
455SuscriptoresSuscribirte

La tradición de la venida de la Virgen a Zaragoza en carne mortal es uno de los asuntos religiosos más trascendentes de la ciudad, pues la venida de la Virgen del Pilar se considera patrimonio inmaterial de un gran valor cultural. Se trata de una piadosa tradición, según la cual el apóstol Santiago el Mayor se encontraba en Cesaraugusta (nombre romano de la actual Zaragoza) a las orillas del río Ebro junto a un pequeño grupo de conversos que habían escuchado y creído su predicación. Pero los cesaraugustanos resultaban bastantes duros de oído y de corazón, y el apóstol vio flaquear sus fuerzas y se preguntaba si seguía teniendo sentido el predicar la palabra de Jesús. Cuando por su desánimo perdió toda su entereza, vio a María, la madre de Jesús, en una gloriosa aparición sobre una columna de jaspe, que desde Jerusalén venía a renovar sus ánimos.

Virgen del Pilar

La Santísima Virgen entregó a Santiago el Pilar (la columna sobre la que apareció) como símbolo de la fortaleza que debía tener su fe; el Pilar sobre el que hoy se sostiene su imagen. Según la misma tradición, María conversó con el discípulo y le encargó que fuera levantado un templo en ese mismo lugar, pues el Pilar que la Virgen dio a Santiago se mantiene en el mismo lugar desde entonces. Este mismo se muestra a los fieles y es venerado.

Aparición de la Virgen del Pilar a Santiago Apóstol

La venida de la Virgen del Pilar a Zaragoza en carne mortal tuvo lugar en la madrugada del 02 de enero del año 40 d. C. Desde entonces el día 02 de enero de cada año comienza con una Vigilia Eucarística en la Basílica del Pilar que conmemora la venida de la Virgen a la ciudad; además, de que en recuerdo a esta fecha la imagen de la Virgen del Pilar se presenta sin manto ante los zaragozanos cada día 02 de los 12 meses del año.

María entre un coro de Ángeles:

«He aquí, hijo Santiago, el lugar señalado y dedicado a mi honra, en el cual, en memoria mía, sea mi iglesia edificada. Atiende a este Pilar, que tengo por asiento, porque ciertamente mi Hijo y tu Maestro lo ha enviado del Cielo, por manos de los Ángeles.»

Así pues, la Virgen del Pilar, patrona de la ciudad, también está presente en la Semana Santa de Zaragoza y en sus Cofradías y Hermandades. Por un lado, algunas de las Cofradías y Hermandades zaragozanas muestran la imagen de la Virgen del Pilar o en sus pasos, o en alguno de sus atributos, o en ambos. A continuación, aquellas Cofradías y Hermandades que cuentan con la Virgen del Pilar.

            La Cofradía de la Entrada de Jesús en Jerusalén tiene como parte de su anagrama la imagen del Santo Pilar con una corona reina en su parte superior, por tanto, la representación de la Virgen se muestra en su estandarte.

Estandarte con anagrama de la Cofradía de la Entrada de Jesús en Jerusalén

            La Cofradía de la Institución de la Sagrada Eucaristía lleva a la Virgen del Pilar en la greca del paso del Cristo del Amor Fraterno.

Greca del paso del Cristo del Amor Fraterno

            La Real Cofradía de Nuestro Señor de la Oración en el Huerto presenta la imagen de la Virgen en la peana de Jesús Orante en el Huerto, concretamente en la parte delantera de la greca, y en el centro.

Peana de Jesús Orante en el Huerto

            La Real Cofradía del Prendimiento del Señor y el Dolor de la Madre de Dios tiene a la Virgen del Pilar en el paso de la Virgen de los Dolores, en la parte frontal debajo de la imagen de la Virgen de los Dolores.

Paso de la Virgen de los Dolores

            En la Hermandad y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Señor Jesús de la Humildad entregado por el Sanedrín y de María Santísima del Dulce Nombre encontramos la imagen de la Venida de la Virgen en la parte interna del palio del paso de María Santísima del Dulce Nombre. Además, la antigua Cofradía de Caifás, la predecesora de la Humildad también tenía en su estandarte la imagen del Santo Pilar.

Paso de María Santísima del Dulce Nombre

            La Cofradía de Jesús de la Soledad ante las negaciones de San Pedro, y de San Lamberto lleva una imagen de la Virgen del Pilar en su paso titular, es decir, el paso de Jesús de la Soledad ante las negaciones de San Pedro.

Paso de Jesús de la Soledad ante las negaciones de San Pedro

            La Real, Pontificia, Antiquísima, Ilustre y Penitencial Cofradía del Señor Atado a la Columna y de Nuestra Señora de la Fraternidad en el Mayor Dolor tiene a la Virgen del Pilar en el paso de Nuestra Señora de la Fraternidad en el Mayor Dolor.

Paso de Nuestra Señora de la Fraternidad en el Mayor Dolor

            La Cofradía de la Coronación de Espinas tiene como parte de su anagrama la columna de la Virgen del Pilar, por tanto, también la encontraremos representada en su estandarte.

Estandarte con anagrama de la Cofradía de la Coronación de Espinas

            La Cofradía de Jesús Camino del Calvario presenta la imagen de la Virgen en dos de sus pasos: en la peana de Jesús en su primera caída, en la que también aparecen junta a la Virgen dos niños cofrades orando, y en su paso titular de Jesús Camino del Calvario.

Paso de Jesús Camino del Calvario
Peana de Jesús en su primera caída

            La Hermandad de Cristo Despojado de sus Vestiduras y Compasión de Nuestra Señora muestra la imagen de la Virgen del Pilar en su paso titular de Cristo Despojado de sus Vestiduras, y además aparece acompañada de dos ángeles.

Paso de Cristo Despojado de sus Vestiduras

            La Cofradía de las Siete Palabras y de San Juan Evangelista presenta una imagen de la Virgen en la greca del paso de la Séptima Palabra.

Greca del paso de la Séptima Palabra

            La Cofradía del Descendimiento de la Cruz y Lágrimas de Nuestra Señora muestra la imagen de la Virgen del Pilar en el paso de Nuestra Señora de las Lágrimas, justo encima del anagrama de la Cofradía que hay en la carrocería.

Paso de Nuestra Señora de las Lágrimas

            Por otro lado, ciertas Cofradías y Hermandades, no todas, elaboran un manto con su anagrama para la Virgen del Pilar y se lo ofrecen como muestra de amor y devoción. A lo largo de los años 15 de nuestras 25 Cofradías y Hermandades han ido ofreciendo sus mantos y han solicitado que se impongan al Pilar en los días más significativos de su vida cofrade, incluso muchas de ellas, en esos mismos días, suelen visitarla corporativamente con un obsequio tan filial como lo son las flores.            

Aquellas Cofradías y Hermandades que ofrecieron un manto a la Virgen del Pilar son: la Cofradía de Jesús Camino del Calvario; la Cofradía de la Coronación de Espinas; la Cofradía de la Entrada de Jesús en Jerusalén; la Cofradía de la Oración en el Huerto; la Cofradía de Nuestro Padre Jesús de la Agonía y de Ntra. Sra. Del Rosario en sus Misterios Dolorosos o del Silencio; la Hermandad de San Joaquín y de la Virgen de los Dolores; la Cofradía de la Sagrada Eucaristía; la Cofradía de Nuestra Señora de la Piedad y del Santo Sepulcro; la Cofradía del Santísimo Ecce Homo y Nuestra Señora de las Angustias; la Cofradía de la Asunción de la Virgen y llegada de Jesús al Calvario; la Muy Ilustre, Antiquísima y Real Hermandad de la Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo y Madre de Dios de Misericordia; la Cofradía de la Crucifixión del Señor y de San Francisco de Asís; la Real, Pontificia, Antiquísima, Ilustre y Penitencial Cofradía del Señor Atado a la Columna y Nuestra Señora de la Fraternidad en el Mayor Dolor; la Cofradía del Descendimiento de la Cruz y Lágrimas de Nuestra Señora; la Real Cofradía del Prendimiento del Señor y el Dolor de la Madre de Dios; la Muy Ilustre y Antiquísima Cofradía de la Esclavitud de Nuestro Padre Jesús Nazareno y Conversión de Santa María Magdalena, la Hermandad y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Señor Jesús de la Humildad entregado por el Sanedrín y de María Santísima del Dulce nombre; la Real Hermandad de Cristo Resucitado y Santa María de la Esperanza y del Consuelo; y la Cofradía de la Exaltación de la Santa Cruz.

            En nuestra Semana Santa, caracterizada por el ruido y el estruendo en la calle de tambores, bombos, timbales, cornetas, carracas, matracas y campanas, también son muy significativas las cintas con la Medida de la Virgen que los cofrades llevan en sus instrumentos. Estas cintas sí que no faltan en ningún cofrade, pues estas cintas de la Medida de la Virgen son un signo más de nuestro marcado carácter mariano. Pueden provenir de promesas, puede que las llevemos pidiendo protección, que hayan sido regaladas con amistad o amor, pero su significado siempre es el mismo: que la Virgen del Pilar nos proteja siempre bajo su manto, sea bajo la advocación del Pilar, del Perdón o de la Asunción.

Medidas de la Virgen del Pilar

            Cada Cofradía y Hermandad se acerca a la Virgen del Pilar para expresarle su amor, su devoción y su fervor mariano, y, sobre todo, para seguir fortaleciendo y mostrando su fe, una fe que echa raíces en nuestra tierra desde el momento en que la misma Virgen nos dejó como símbolo el Pilar.

Redacción: Patricia Cáncer Sáez. @patrii.cs

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compartelo!

Más noticias de Diario de Pasión

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_img

¡síguenos!

3,168FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,614SeguidoresSeguir
455SuscriptoresSuscribirte