lunes, 8 agosto 2022
Booking.com

Vísperas: El calor de los barrios

Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,979SeguidoresSeguir
488SuscriptoresSuscribirte

¿Qué sería la Semana Santa de Sevilla sin sus barrios? La pregunta tiene una fácil respuesta si nos dirigimos a aquellos lugares más alejados del centro de la ciudad, en donde la devoción no entiende de fronteras, y se hace más grandes en las barriadas más humildes de la ciudad.

El Viernes de Dolores comenzaba puntual, ni el sol ni un calor abrasador quiso perderse la salida de Pino Montano desde la Parroquia de San Isidro Labrador; dando Fe de porque es una de las hermandades más grandes de las Vísperas sevillanas. De una punta a otra, en Bellavista era el barrio el que se echaba a la calle para rezar a Nuestro Padre Jesús de la Salud y Remedios y María Santísima del Dulce Nombre. Cerca de Bellavista era la Agrupación Parroquial de Bendición y Esperanza la que daba testimonio de Fe por la Barriada más pobre de Sevilla, aumentando considerablemente cada año el público que incluye en su ruta el ver esta Agrupación. La tarde se tornaba en noche, cuando el misterio de la Misión se dejaba entrever por los Naranjos de Heliópolis a los sones de las Cigarreras que interpretó un repertorio clásico en casi todo momento. Triana supo ponerle el silencio a la noche con su hermandad de ruán, Pasión y Muerte, que cada año obra el milagro poniendo a su Cristo en la Calle y salvando el dintel de la Parroquia del Buen Aire. Aunque los barrios sean los protagonistas de estas jornadas, en el centro, la Hermandad de la Corona supo aprovechar un año más las calles más céntricas para demostrar por que sean una de las hermandades con un recorrido más bello en la Semana Santa.

La ciudad estaba a punto de vivir un nuevo Domingo de Ramos. Para amenizar la espera muchos cofrades se dispusieron a vivir una jornada más en los barrios que se echaban a la calle para recibir a sus principales devociones. El primero de ellos fue Ciudad Jardín. Allí la Hermandad de la Milagrosa vivió uno de los días más raros en su historia, ya que debido a la cercanía con el derbi tuvo que adelantar la hora de salida a las 16,30 horas de la tarde favoreciendo que hubiera más público alrededor del cortejo. Padre Pío y Alcosa también vivieron jornadas de fiesta con sus respectivas hermandades, Torreblanca puso en la Calle a la Hermandad que vive más lejos de la Catedral hispalense, pero que a la vez es la más antigua de las vísperas. El entorno de los Salesianos de la Trinidad tambíen celebró con efusividad la salida de la Hermandad de San José Obrero, una de las más jóvenes pero que está experimentando año tras año un crecimiento espectacular.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compartelo!

Más noticias de Diario de Pasión

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,979SeguidoresSeguir
488SuscriptoresSuscribirte