jueves, 18 agosto 2022
Booking.com

Viernes de Dolores en Sevilla. Presentación del anuario 2020 en Los Panaderos.

Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,985SeguidoresSeguir
488SuscriptoresSuscribirte

En un acto íntimo, la hermandad del Prendimiento presentó el anuario del año 2020.

Aun cuando el año 2020 pasará a la Historia por razones sanitarias, políticas, económicas y, sobre todo, sentimentales, la vida de las hermandades, aun reducida por razones obvias, no ha cesado.

Este último mensaje es el que presidió la presentación del segundo de los anuarios elaborados hasta la fecha por la hermandad de la calle Orfila.

La encargada de la ejecución de la portada del mismo es la reputada pintora sevillana Elena Montero, quien ha sabido plasmar a la perfección el espíritu de la corporación panadera y de su titular cristífero.

El acto tuvo lugar en la capilla de San Andrés, suspendiéndose la veneración a sus titulares, siempre bajo las más estrictas medidas de seguridad.

Ángel Corpas, hermano mayor de la corporación del Miércoles Santo, inauguró el acto, que tuvo lugar junto a la imagen de Jesús del Soberano Poder en su Prendimiento.

Sus palabras sirvieron para recordar el aciago año 2020, en que se vieron suspendidas tantas actividades mientras el dolor inundaba el corazón tanto de hermanos como de no hermanos, haciendo hincapié en la dificultad de sacar adelante un proyecto tan ilusionante en la hermandad.

Al acto fue invitada también la pintora Silvia Ortego, encargada de ejecutar la portada del anuario 2019, el cual no pudo ser presentado en acto social por entrada en vigor del estado de alarma.

No nos hemos quedado sin Semana Santa. Nos hemos quedado sin cofradías. Pero Jesús y Su Madre nos reciben, como todo el año, en los templos, y todos somos Iglesia.

Reproducimos a continuación la nota de Elena Montero acerca de su magna obra:

Pan de Vida

Nuestro Padre Jesús del prendimiento, nos dice que debemos pedir el verdadero pan del Cielo:

«Yo soy el pan de vida; el que a Mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en Mí cree, no tendrá sed jamás»

Esa es una afirmación extraordinaria. Al compararse con el pan, Jesús nos dice que Él es esencial para la vida.

Y además, la vida a la que Jesús alude no es física, sino eterna. Compara lo que Él nos ofrece en calidad de Mesías con el pan que creó milagrosamente. Este último era pan físico que perece; Jesús es el pan espiritual que brinda vida eterna.

Cristo compara las necesidades humanas con el hambre y la sed. Ahora bien, sentir hambre es una necesidad muy real y actual, que trae consigo dolorosas consecuencias personales y sociales.

Desde esta humilde obra, quiero recordar a todas aquellas personas que ofrecen su solidaridad, su generosidad y ponen en la fe de Cristo su verdadero Pan de vida, el de su servicio y entrega a los demás.

Solo me resta decir… Amén.

Francisco Javier Torres Gómez

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compartelo!

Más noticias de Diario de Pasión

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,985SeguidoresSeguir
488SuscriptoresSuscribirte