La orfandad más atípica

Así se devolverá el importe de las sillas y palcos de la Carrera Oficial

El plazo para solicitar la devolución o donación es del 1 de junio al 30 de septiembreTal y...

Las Hermandades aprueban el plan del Consejo para la devolución del importe de las sillas y palcos

El plan del Consejo fue aprobado por aclamaciónEn la tarde de hoy martes 26 de mayo ha tenido...

Triana se queda este año sin Corpus Chico por sus calles

Tras la suspensión del Corpus de Sevilla anunciada hace unos días por las calles de la ciudad, es ahora el denominado Corpus...

Llego a mi casa derrengado de un Lunes Santo pleno de cofradías, pero feliz. Tomo el camino más directo hacia mi catre, con leves amagos de jaqueca, pero feliz. ¿Y cómo me levanto? Pues ya se pueden imaginar: exultante, rebosante de emoción y, sobre todo, sabiendo que hoy -un día más- estaré con mis amadísimos titulares dando una lección de fe por Sevilla. Pero hay algo que, de repente, no funciona. Mi mundo onírico se empieza a derrumbar con el taladrador e incesante sonido de la alarma de mi teléfono móvil.

Me despierto entre sudores, con un ritmo de respiración apresurado y especialmente preguntándome si lo que he soñado se cumpliría. Cojo mi teléfono para mirar la pantalla de bloqueo. Y no para mirar la hora precisamente, sino para atalayar entre las cifras sus rostros, catalizadores de todo martirio y Angustia. Es entonces cuando me dirijo a la ventana de mi cuarto y veo cómo el sol radiante nos alegra con su presencia, parecía estar cumpliéndose mi sueño y la liturgia religiosa. Pero me acuerdo de la realidad y todas las piezas del tablero llamado Sevilla vuelven a su sitio.

Hoy no podré salir de mi casa y a la Hermandad se le ha arrebatado su principal acto de culto externo. No podré ir a la misa matutina previa a la Estación de Penitencia y no encontraré los carros repletos de cirios, apostados en las puertas de las diferentes facultades del Rectorado. Pero, como dice el Hermano Mayor, Jesús Resa, «Esta situación es una oportunidad para poner de nuevo al Señor en el centro de nuestras vidas, centrémonos en lo principal y no en lo accesorio«

El coronavirus me ha impedido vivir en mis carnes la preparación de la Semana Mayor propia de la Cuaresma, enfundarme mi túnica de ruan y acudir a mi otra Casa a eso de las cinco de la tarde al borde del colapso por los nervios. Pero en lo que el virus no saldrá ganador será en atacar mi devoción, que se ve aún más reforzada. Ahora, más que nunca, rezaré por los enfermos y por que esta pandemia se aleje de todos nosotros.

Porque sí, esto es una cura de humildad y toque de atención a lo banal y a lo superfluo; pero con fe saldremos de ésta. Porque el quedarme en casa un día de Estación de Penitencia no es nada nuevo para mí. Esos días recé, asumí mis pecados e imploré el perdón de Dios. Por ello, hoy no será diferente.

Sin embargo, aunque interiormente no vaya a cambiar nada de mi ser, sí es cierto que me quedo huérfano. Es mi orfandad más atípica.

Curro García Liñán.

¿Te ha gustado este artículo?

Así se devolverá el importe de las sillas y palcos de la Carrera Oficial

El plazo para solicitar la devolución o donación es del 1 de junio al 30 de septiembreTal y...

Las Hermandades aprueban el plan del Consejo para la devolución del importe de las sillas y palcos

El plan del Consejo fue aprobado por aclamaciónEn la tarde de hoy martes 26 de mayo ha tenido...

Triana se queda este año sin Corpus Chico por sus calles

Tras la suspensión del Corpus de Sevilla anunciada hace unos días por las calles de la ciudad, es ahora el denominado Corpus...

Más noticias de Diario de Pasión

Así se devolverá el importe de las sillas y palcos de la Carrera Oficial

El plazo para solicitar la devolución o donación es del 1 de junio al 30 de septiembreTal y...

Las Hermandades aprueban el plan del Consejo para la devolución del importe de las sillas y palcos

El plan del Consejo fue aprobado por aclamaciónEn la tarde de hoy martes 26 de mayo ha tenido...

Triana se queda este año sin Corpus Chico por sus calles

Tras la suspensión del Corpus de Sevilla anunciada hace unos días por las calles de la ciudad, es ahora el denominado Corpus...