Audiovisual del Vía Crucis del Señor de la Sentencia

0
70

Tal día como hoy de 1595 la Hermandad iniciaba su historia y comenzaba su misión evangelizadora tras la aprobación de sus Reglas fundacionales.

Posiblemente un 25 de noviembre de 1595 los primeros macarenos ya estarían dando culto público a Dios y asistiendo a los enfermos y moribundos del antiguo Hospital de la Sangre.

Aquellos macarenos se convertían en las manos desatadas del Sentenciado para acariciar a los pobres, débiles y enfermos, para ir a buscar a los más excluidos de la ciudad y llevarles la esperanza cristiana, esa que ya llamaban Esperanza Nuestra

425 años después el Señor de la Sentencia recorrió de nuevo ese itinerario de la misericordia y la caridad, y salió a buscar a los más sufrientes. Fue al centro del dolor humano, allí donde más se le necesita, para sostener aún en la extrema dificultad a sus hijos más amados por ser los más necesitados y proclamar por las calles de nuestro barrio aquello que dijera San Basilio Magno: “La Esperanza origina lo que en las almas piadosas siempre causa la alegría”.

Este audiovisual cuenta ese caminar del Señor de la Sentencia en pos de los más dolientes en el Vía Crucis extraordinario con motivo del 425 aniversario fundacional de la Hermandad.