martes, 28 junio 2022
Booking.com

La Misericordia de la Cuaresma

Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,965SeguidoresSeguir
489SuscriptoresSuscribirte

La Misericordia cae por primera vez en Cuaresma, más allá del Guadalmedina, cruzando los álamos que preceden a la señorial arteria malacitana, junto al divino Carmelo de sus aguas. Cae por segunda vez en San Julián, y sin otro madero que alivie su pesar, caminaba en su triste caída hacia una cuarentena que marcará el devenir del Jueves Santo.

Esta vez era el Cristo de la Misericordia, «el Chiquito de Málaga», quien protagonizaba el Vía Crucis oficial organizado por la Agrupación Local de Cofradías y Hermandades durante el primer viernes cuaresmal. Se lo debía al pueblo y a sus devotos, por sus 75 años de continua protección, y el propio pueblo le debía una respuesta que hiciera mucho más grande a lo que la propia imagen que tallara José Navas Parejo revelase en su inmisericorde semblante.

La hermandad salía puntual a las céntricas calles de Málaga, y a pesar de la intensa jornada que la propia urbe vivía, nada pudo manchar una celebración que se marca cita habitual entre los cofrades. Como si de un Jueves Santo se tratase, la calle Císter congregaba a cientos de devotos que se afanaban en acompañar al nazareno hasta el interior de la Santa Iglesia Catedral, donde la peana de carrete que hacía su función de andas esta vez parecía un pequeño barco a la deriva ante el incomparable marco catedralicio.

Las catorce estaciones marcaron el rumbo del primero de los viernes ante una Semana Santa que se presenta llena de efemérides y estrenos. Y la Misericordia cayó por tercera vez pasada la medianoche en una luna que se antojaba de pasión dormida, bajo la atenta mirada del pueblo malagueño…

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compartelo!

Más noticias de Diario de Pasión

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,965SeguidoresSeguir
489SuscriptoresSuscribirte