miércoles, 10 agosto 2022
Booking.com

Entre sierra y mar: Juan Francisco Martínez a la señora de Lucena

Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,981SeguidoresSeguir
488SuscriptoresSuscribirte

Cien años bajo la protección de la Virgen de Araceli. Una devoción que caló en lo más hondo de los corazones malacitanos.

El pasado sábado día ocho, la iglesia del Santo Cristo de la Salud se quedaba pequeña para contemplar la presentación del cartel que ha sido elaborado para celebrar tal efeméride.

La obra ha sido realizada por D. Juan Francisco Martínez Zamora, pintor cordobés que el pasado año, tuvo el honor de plasmar la misma advocación para la vecina Sevilla, con motivo del 75 aniversario de la hechura de la imagen. Es intesenante ver cómo una misma advocación, se ha pintado para dos ciudades (Sevilla y Málaga) y cómo Córdoba ha servido de puente para ello.

A la izquierda, el cartel realizado para Sevilla. A la derecha, el cartel presentado en Málaga el pasado día ocho.

Tras presentarse la obra, el propio artista tuvo la amabilidad de compartir con este medio, una reseña sobre la misma.

Es una obra alegórica que tiene como hilo conductor el himno a la Virgen de Araceli de Lucena. En diferentes partes del cuadro aparecen extractos del mismo, siendo uno de los fundamentales: “velón de mil corazones, Lucena ese está quemando por tu amor en oraciones”. El velón de Lucena es un tipo de candelabro muy tradicional allí, de la época judía y es uno de los símbolos del municipio. En la parte inferior izquierda aparece el santuario de Araceli con ese velón, simbolizando la luz de Lucena (que es la Virgen) y la alegoría a la sierra.

En la parte derecha, aparece la Catedral de Málaga, como ese gran faro de fe que ilumina la ciudad y la figura del Cenachero, símbolo del malagueño de a pie y la mar. Ésto hace referencia a la Virgen de Araceli: de la sierra al mar.

Todo el cuadro se articula en base a un pergamino, un trampantojo. El pergamino antiguo tiene dos pinturas en la parte superior, imitando las pinturas murales del s.XIX que podemos encontrar en muchos edificios malagueños. La de la izquierda, representa a una joven con carácter recatado, que simboliza Lucena por su origen judaico y su tradición milenaria. En el lado derecho, otra joven, con aire antiguo pero más modernizada, más fresca que es Málaga. Ambas se reconocen ya que en la parte inferior de cada una aparece la palabra “reina de Málaga” y “orgullo de Lucena”. Estas dos jóvenes coronan la imagen de la Virgen.

Ésta aparece sobre un fondo circular, como si hubiéramos colocado un lienzo sobre el pergamino. Hace referencia a que sobre una tierra milenaria, como es Málaga, cargada de devociones a la Virgen, hace cien años llegó una nueva que se implantó y ha calado hondo en la ciudad.

Aparece con el símbolo del mar detrás, y el sol que le rodea, en referencia a la costa del Sol. Luce manto verde, como referencia al patronazgo que ostenta la Virgen de Araceli sobre el campo andaluz y las letras son de carácter moderno. Aparecen tonos azules y blancos en alusión a Málaga por un lado y por otro, a María Inmaculada.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compartelo!

Más noticias de Diario de Pasión

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,981SeguidoresSeguir
488SuscriptoresSuscribirte