El Señor de la Redención regresa a Jerez

0
105

La imagen de Juan Ventura regresa tras su restauración por el propio autor

La Hermandad salesiana de la Redención anunciaba la vuelta de su titular a través del siguiente comunicado:

«Después de cerca de seis meses en el taller de Juan Ventura, su autor, Nuestro Padre Jesús de la Redención vuelve a su casa, al Santuario de María Auxiliadora, el próximo lunes, día 7 de diciembre, en una Eucaristía Solemne que se celebrará a partir de las 12 horas y que será oficiada por el Director Espiritual y Director de la Obra Salesiana, don Mario Pardos Ruesca. Posteriormente quedará expuesto durante dicha jornada y las del 8, festividad de la Inmaculada Concepción, a la veneración de todos los fieles, observándose en todo momento las medidas sanitarias vigentes, de toma de temperatura, gel hidroalcohólico, mascarilla, distancia social y limitación de aforo en el interior del templo. El día 7 quedará en veneración desde la celebración Eucarística y hasta las 15 horas y de 17 a 19.30 por la tarde. El horario del día 8 será de 10 a 14 y de 17 a 19.30 horas. Recordemos que el pasado día 12 de junio el Señor de la Redención fue retirado del culto con motivo de la intervención estilística a la que ha sido sometido en el taller de Juan Antonio González García, Ventura, quien lo gubiara en 1984. Dichos trabajos han constado de una reestructuración de la Imagen mediante la correción de articulaciones de los brazos y las manos y la modificación de los movimientos faciales para conseguir una expresión de mayor dulzura -más adecuada a la Pasión que representa- y una nueva composición del cabello. Debido a las limitaciones de aforo impuestas por imperativo de la pandemia que seguimos sufriendo, el máximo de fieles que pueden acceder al interior del Santuario es de cien. Por ello desde la Hermandad se han dictado comunicados internos con los herman@s para el control de acceso para la celebración del día 7.»

Por otro lado se conoció el Logo Conmemorativo de dicha causa, realizado por Don Tomás Terán.

Comentarios