lunes, 6 diciembre 2021
Booking.com

Viernes de la Hermandad del Sagrado Descendimiento

Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,761SeguidoresSeguir
467SuscriptoresSuscribirte

Un Viernes Santo muy diferente.

«Hoy es Viernes Santo», quién diría que decir estas palabras iba a doler tanto, más aún cuando el Cristo del Sagrado Descendimiento y María Santísima en la Resignación de sus Dolores podrían estar llenando de devoción las calles onubenses. No obstante, será un Viernes Santo, un poco raro, pero donde el Señor y la Virgen seguirán estando presentes en nuestras casas para seguir protegiéndonos.

Esta vez, la Hermandad del Sagrado Descendimiento no podrá realizar su salida procesional como es habitual cada Viernes Santo. Un aspecto que los hermanos ya se vieron venir por la situación que se estaba y se sigue viviendo en España a día de hoy. Una decisión más que acertada, pero que a día de hoy sigue doliendo. Y es que, los hermanos de esta Hermandad recuerdan con añoranza la salida procesional de 2019.

Llegó, sin hacer ruido, llegó el Viernes Santo. Un día donde Huelva llora con lágrimas resignadas y vuelve a soñar de nuevo junto a Ella, mirando sus bellos ojos que muestran el camino de muchos de sus fieles. Un rostro que muestra sus bellas y resignadas lágrimas, que hoy más que nunca están porque no puede estar junto a su ciudad como cada Viernes Santo.

Y es que, te levantas por la mañana y ves que es Viernes Santo, te preparas, te duchas, te arreglas un poco, comes bien para el recorrido y pones rumbo a la Parroquia Mayor de San Pedro . Llegas y empiezan los nervios, y todavía queda para salir, pero la ves allí, ya en su paso con su dulce y bella mirada. Y cada vez va quedando menos, se va acercando la hora de salida. Los nervios aumentan a la vez que los minutos van pasando, y ya vestidos de nazarenos, acólitos o de traje, cogemos las cosas y vamos delante de Ella. Y en ese momento, todo está listo para que se abran las puertas. ¡Qué larga se hace esa espera hasta que se abren las puertas del templo!, pero cuando se abren comienza la ilusión.

Resignación se presenta a Huelva haciendo que los sentimientos estén presentes a flor de piel y llenando de devoción sus calles. Y es que, no hay nada más bonito que verla recorriendo sus calles junto a la oscuridad, solo iluminada por sus ciriales y las velas de su paso. Tampoco nos olvidamos del Cristo del Sagrado Descendimiento que junto a su banda llenan de devoción una vez más las calles de Huelva. Un binomio muy elegante que enamora a la ciudad onubense cada Viernes Santo. Y es que, el descenso de la cruz de Nuestro Señor vuelve siempre, aunque la espera y el camino sea duro.

Este año toca quedarse en casa, por nuestra salud, y por la de todos, pero lo disfrutaremos a nuestra manera, y cuando toda esta pesadilla pase, llegará el momento de disfrutar todos juntos, junto al Señor y a la Virgen. Podrá ser el día más largo, la noche más larga, las horas interminables, pero el Cristo del Sagrado Descendimiento y María Santísima en la Resignación de sus Dolores estarán como cada año con nosotros.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compartelo!

Artículo anteriorViernes de la Hermandad de la Soledad
Artículo siguienteVía Crucis

Más noticias de Diario de Pasión

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,761SeguidoresSeguir
467SuscriptoresSuscribirte