martes, 29 noviembre 2022
Booking.com

Granada se vuelca en la extraordinaria del Señor de la Expiración.

Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
3,050SeguidoresSeguir
492SuscriptoresSuscribirte

Una vez los granadinos fuimos testigos de una jornada histórica en la que el Señor de la Expiración de la Hermandad de los Escolapios fue el protagonista.

Al finalizar la Función Principal de Instituto en la Santa Iglesia Catedral de Granada, un largo cortejo formado por hermanos de luz y por distintas representaciones de nuestras hermandades comenzaba a salir a la Plaza de las Pasiegas por la puerta principal de la Catedral. A las nueve menos cinco salía a la calle el imponente del crucificado que tallara Sánchez Mesa hace 75 años. La banda de las Tres Caídas del Realejo interpretaba la Marcha Real para tocar mientras el Señor reviraba las marchas «Exspiratio» de Cristóbal López Gándara , «Mi alma en tus manos» de Rafael Vázquez y «La Expiración» de Alberto Escámez.

Mandaba el paso Agustín Ortega junto a su cuerpo de auxiliares, aunque en gran parte del recorrido estuvo presente mandando el paso el capataz sevillano Juan Manuel Martín, que había sido invitado por su amistad con Agustín Ortega.

Después de paso por las plazas de la Romanilla y la Trinidad, el cortejo se dirigía por la Calle Gracia a la Iglesia de la Magdalena, dónde la Hermandad del Rescate sacó al Señor en unas pequeñas andas hasta la puerta, como ya hiciera en la coronación de la Virgen de la Esperanza. Con la marcha «La Esperanza», entraba el paso del Señor en una abarrotada plaza del Jesús del Rescate. Sonaron después las marchas «La Fe» y «En anos de Jesús» para que finalmente y después de una larga revirá el paso llegará ante el Señor del Rescate. Después de la entrega de un obsequio de la Hermandad del Rescate a la de los Escolapios volvió a sonar «Exspiratio» y a continuación «Madre de Dios del Rosario», para que el Señor de la Expiración abandonara la plaza.

El siguiente momento más destacado fue el saludo a la Hermandad de San Agustín, dónde, de acuerdo con el estilo serio de la Hermandad del Santo Protector, la banda de las Tres Caídas interpretó algunas de las marchas más clásicas de cornetas y tambores, la mayoría de ellas de Alberto Escámez. Como nos tiene acostumbrados esta hermandad recibió al Cristo de la Expiración con hermanos con cirios en su puerta, así como el hermano mayor y la bacalá ambos escoltados por varas.

A continuación, el cortejo se dirigió a la calle San Marcos y la plaza General Emilio Herrera para, desde ahí, llegar a la Acera del Darro y al Puente «Romano», uno de los lugares más destacados siempre en el recorrido de esta Hermandad.

Pasadas las una y media de la madrugada el Señor llegaba al atrio de su iglesia, dónde sonaba «La Pasión», «La Expiración» y, por último «Exspiratio». Finalmente y tras bajar la cruz, el paso entraba en la iglesia a los sones de la Marcha Real las 1:57.

Redacción: Nacho Raso

Fotografía: Mery Morales

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compartelo!

Más noticias de Diario de Pasión

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
3,050SeguidoresSeguir
492SuscriptoresSuscribirte