lunes, 8 agosto 2022
Booking.com

Desde Santa Ana hasta verte coronada

Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,979SeguidoresSeguir
488SuscriptoresSuscribirte

Crónica del traslado de Nuestra Señora de la Esperanza hasta la Catedral por su Coronación Pontificia.

Traslado a Catedral

Mientras en la Capilla Real, ante los sepulcros de los Reyes Católicos, Granada celebraba el día de la Hispanidad, como cuna de la misma. En las calles de la ciudad se respiraba un ambiente de alegría y expectación. 

Pasadas las nueve y media de la mañana y tras el rezo de las preces, las puertas de la Iglesia de Santa Ana se abrían para iniciar el traslado de Nuestra Señora de la Esperanza hasta la Santa Iglesia Catedral Metropolitana, para su Coronación Pontificia.

Cruz parroquial acompañada de ciriales, precedía el amplio cortejo de traslado, las representaciones estaban formadas por una Asociación Parroquial, hermandades de gloria,  casi la totalidad de las hermandades de penitencia  de la ciudad, junto a hermandades que comparten su advocación mariana venidas de la provincia y otras capitales, tras estos empezaban las filas de hermanos que según datos oficiales alcanzaban los 250 hermanos. Y tras casi una hora saliendo cortejo ya sale el palio verde de la Iglesia de Santa Ana, las campanas del templo de Plaza Nueva repican despidiendo a su Virgen que volverá al día siguiente coronada.

La Virgen en esta ocasión sorprendió a toda la ciudad con su vestimenta. De las manos de su vestidor Esteban Cruz y de Jorge Heredia, se nos presentaba sin corona ni aro de estrellas, con una sencilla mantilla sobre su cabeza, la cual nos dejaba entrever el recogido que tiene la imagen en su pelo, manto de salida realizado en 1930 por Casa Garín y saya en tisú de oro y de color malva, que se estrenaba en esta ocasión, dándose de esta manera una estampa que no se volverá a repetir bajo este palio verde.

Novedoso fue el recorrido que le llevó por la calle Elvira haciendo estación en la Iglesia de los Hospitalicos, desde allí se dirigió al hospital de San Rafael, donde repartió esperanza entre los enfermos que se encontraban en la puerta y las ventanas esperándola, continuó a la Basílica de San Juan de Dios, Co-patrón de la ciudad donde fue recibida por su hermandad y por el Rector de la Basílica, recibiendo la medalla de oro de la Orden Hospitalaria. El palio continuaba hasta catedral pasando por la sede de la hermandad de la Encarnación, donde su titular mariana la recibía en un sencillo pero elegante altar montado en la puerta que da acceso a la clausura de su convento. La Virgen de los Remedios situada en sus andas y bajo palio ex profeso para la ocasión, también recibía en la plaza de derecho y delante de la puerta de su sede al paso de palio. Desde este punto el cortejo se dirigió a la Catedral pasando por la plaza de la Trinidad, estampa única fue el ver el verde palio envuelto por el verde de los arboles de dicha plaza. El palio entró en la Santa Iglesia Catedral a las 14:36 a los sones de la marcha “Coronación” de Manuel Marvizón. 

Diversas fueron las petalás que recibió la imagen en su camino a Catedral, así como muy emotivo el momento en que un hermano de la cofradía le cantaba desde un balcón. Los diferentes grupos jóvenes de la ciudad se habían encargado del engalanamiento del recorrido, haciendo que se viviera el preludio de un día grande para la hermandad y la ciudad de Granada.

Pontifical de Coronación

A las once de la mañana empezaba el Pontifical de Coronación de Nuestra Señora de la Esperanza. La Sagrada Catedra era ocupada por el Arzobispo de la archidiócesis de Granada, Monseñor Javier Martínez y  la Orquesta Joven y coros del Colegio Santa María de la Blanca, de Madrid fueron los encargados del acompañamiento de musical de dicho Pontifical

Para esta ocasión el altar de coronación era presidido en la parte central por el paso de Palio con la Virgen en su interior y a ambos lados se encontraban San Cecilio, Patrón y primero Arzobispo de la diócesis y San Juan de Dios, Co-Patrón de la ciudad. Representándose las tres virtudes teologales, Caridad, Fe y Esperanza. 

La presea de 3 kilos y 800 gramos, ha sido realizada por Manuel Varela y se encontraba sobre unas andas eucarísticas de finales del s. XVIII. Llegado el momento de la bendición de la corona, el hermanos mayor junto con tres hermanos manos portan las andas hasta la sede desde donde el Arzobispo la bendice, tras lo cual el cortejo se dirige al altar de coronación. Las madrinas de la coronación, las Religiosas Adoratrices representantes de la obra social de esta coronación “La casa de la Esperanza”, son las encargadas de llevar desde las andas hasta las manos del arzobispo la corona y siendo las 11:55 el Arzobispo de Granada pone la presea sobre las sagradas sienes de la ya Nuestra Señora de la Esperanza Coronada. En ese momento la Catedral repleta en sus bancos y en los 3.000 asientos mas dispuestos para la ocasión,  rompe en un atronador aplauso y en las caras de los fieles se puede ver el júbilo y la emoción de ver por fin a su virgen coronada, después de 21 años de la primera petición oficial al Arzobispado de Granada.

Ya solo queda disfrutar de la procesión de alabanza de Nuestra Señora de la Esperanza Coronada, en la que la ciudad se volcó con la Virgen del manto verde, siendo sin lugar a duda la CORONACIÓN, con mayúsculas, de la Inmaculista Ciudad de Granada.  

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compartelo!

Más noticias de Diario de Pasión

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,979SeguidoresSeguir
488SuscriptoresSuscribirte