Corpus Christi. Una pasión por la Eucaristía

2,805FansMe gusta
4,420SeguidoresSeguir
2,221SeguidoresSeguir
322SuscriptoresSuscribirte

El Llamador de Canal Sur Radio 2021 se otorgará a la Banda Municipal de Sevilla

Así fue anunciado en el último programa radifónico emitido el pasado lunes en el que se reconoció a todos sus integrantes la difícil situación...

Agenda Cofrade en Ávila para la primera semana de Diciembre

A continuación podrán encontrar todos los horarios e informaciones de interés, sobre los Actos y Cultos Cofrades para primera semana de Diciembre en Ávila.Lunes...

La Hermandad de Nervión y “El Colmaíto” darán 15 almuerzos solidarios los lunes y viernes a personas necesitadas

La Diputación de Obras Asistenciales de la Hermandad de Nervión continúa con su firme propósito de ayudar al prójimo, con más ahínco si cabe,...

Para una monja agustina recoleta contemplativa, hablar de la eucaristía es decir todo lo que sabe y experimenta desde el centro de una vida consagrada a Dios por Amor, en el Amor y para el Amor de los amores; ¡aún más!, esos días de Corpus, son un tiempo privilegiado para tener presente a Jesús, porque es el momento en el que conmemoramos su presencia real paseándose por nuestras calles, (aunque este año por las circunstancias no sea posible).

El Dios vivo en el que fijamos la mirada y el corazón y al que aplaudimos con la vida, vitoreamos con la entrega y amamos con el corazón abierto y partido en favor de los demás. Dejemos que este año se pasee por nuestro interior.

Hablar del Corpus, es eso mismo, hablar del Cuerpo Santísimo de Jesucristo, como el sol radiante de la mañana que irradia con sus rayos, con su luz, con su calor a todos sus hijos sin distinción. Cuerpo que alimenta y da vida, cuerpo que nos entrega a borbotones su amor hecho pan vivo; cuerpo que de muchos granos se hace uno solo y nos enseña la unidad.

Desde el claustro, en el Corpus, sube la oración de las monjas como el incienso en su presencia escuchando en palabras de san Agustín: “No prepares el paladar, sino el corazón” (sermón 131,1).

Desde el interior de un convento de clausura, hablar de Jesús eucaristía, es como hablar del sol en plena primavera, de ese sol que calienta, que hace reverdecer dando colorido a los campos, esmaltándolos de belleza como prolongación de un pálido reflejo de su Creador.

Jesús eucaristía en el Corpus se vuelve el pan más rico del cielo hecho cuerpo, sangre, alma y divinidad delante de la monja, de esa su esposa consagrada que también le presenta su cuerpo, sangre, alma y humanidad para que sea elevada y redimida en Él, por Él y sólo para Él, inmolándose por los hermanos. Sólo inmersa en Cristo orante, en Cristo hecho pan partido, cobra sentido su vida.

Jesús eucaristía expuesto en el Santísimo Sacramento es el pan vivo bajado del cielo, un pan que se hace uno como nosotros para vivir en los entresijos de nuestra vida, para enseñarnos a amar como Él, para hacernos pan partido y repartido en y para la comunidad. Un pan que viene hasta nosotros a enseñarnos cómo se sirve y no a ser servidos, a decirnos con su ejemplo cómo se ama, pero no superficialmente, sino hasta el extremo, no sólo con sentimientos hermosos, no únicamente con bellas palabras, sino yendo más allá, aprendiendo a ser siervos como él y tener la valentía de “agacharnos” y “ceñirnos” la toalla como él lo hizo para estar siempre a los pies de todos, y estar a los pies, significa servicio humilde alegre y generoso. Y lavarlos, besarlos, acariciarlos porque “cuando amamos al prójimo limpiamos los ojos para ver a Dios” (Comentario al evangelio de san Juan 17,8).

Os animo, me animo a vivir el reto diario de saber vivir bien el Corpus, saber lo que celebramos, manifestado en las múltiples maneras de amar, dando rienda suelta a la creatividad y a la aventura de pedir ser otras hostias y teniendo los mismos sentimientos de Jesús manifestado en gestos concretos hacia el otro.

El sol de la eucaristía nos revela a través de sus rayos ese calor, esa gracia de la que primero hemos sido inundados, para después ser vivos testigos de su amor. Así tú puedes entregarte, molerte, ser transformado en polvo enamorado y hacerte pan, en la cotidianidad de tu vida, en medio de tus hermanos, de tus quehaceres, entre la gente con los que te relacionas y se llegan a ti.

Hablar de Corpus, festejar el Corpus, es ir a beber de la fuente que es Cristo, para intentar ser canal, y saciar el hambre de Verdad de tus hermanos y de cuyo pan has procurado alimentarte antes para después saber nutrir del verdadero alimento que sacia y hacer de él un instrumento de Su paz, de Su amor y liberación, sabiendo que “cuando se come a Cristo se come la Vida” (sermón 112,4-5).

La eucaristía es el espejo desde donde uno aprende a mirarse y a ser mirado para poder ver a los demás no con tus propios ojos sino con los ojos de Dios. Desde allí sabes que tu vida debe ser alabanza de Su gloria, atrévete a dedicarle tu existencia. Que la eucaristía, el Corpus encienda tu pasión por Dios y te haga cantar, adorar y sublimar su presencia con tu vida hacia Él en los hermanos.

“Cantar es propio de quien ama y la voz del cantor amante es el fervor de un amor santo”(sermón 336).

Feliz Corpus Christi

¿Te ha gustado este artículo?

Más noticias de Diario de Pasión

La Junta de Andalucía colabora en restauraciones de patrimonio granadino

Durante estos días la ciudad de Granada vienen recibiendo diferentes noticias sobre la restauración de diferentes imágenes y patrimonios inmobiliarios que serán restaurados bajo...

Festividad de Cristo Rey en Granada

En Granada la festividad de Cristo Rey del Universo se vive de una manera intensa, es el segundo día con mas besapies o besamanos...
2,805FansMe gusta
4,420SeguidoresSeguir
2,221SeguidoresSeguir
322SuscriptoresSuscribirte

El Llamador de Canal Sur Radio 2021 se otorgará a la Banda Municipal de Sevilla

Así fue anunciado en el último programa radifónico emitido el pasado lunes en el que se reconoció a todos sus integrantes la difícil situación...