Hallan restos oseos relacionados con la crucifixión de Cristo

0
129

Uno de los ultimos analisis de los clavos hallados en 1990 demuestra que estos provienen de la cueva de Caifás.

Estos clavos fueron en la tumba del sumo sacerdote, pero por desgracia, las piezas desaparecieron misteriosamente.

Fue en 2011 cuando el cineasta israelí Simcha Jacobovici afirmó que había encontrado y usado las piezas para su polémico documental “Los clavos de Cristo” (2011), lo cual fue desmentido por los arqueologos.

Un nuevo estudio señala que el análisis químico y físico de los clavos demuestra que provienen de la tumba de Caifás. El geólogo Aryeh Shimron asegura que también se han encontrado rastros microscópicos de madera y hueso incrustados en las púas de metal. Afirma por lo tanto que estos clavos de 2.000 años de antiguedad estuvieron involucrados en una crucifixión.

Ahora viene la gran pregunta, ¿esa crucifixión es en realidad la de nuestro mesias?.

Aunque no se ha desmostrado que estos huesos pertenezcan a cristo, hay una conexión clara, fueron encontrados en la tumba de Caifás.

La Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA) contradice a la investigación y afirma que los clavos no provienen de dicha cueva si no de una en Jerusalén que data del mismo período. Segun anuncian «no se ha demostrado una conexión directa con esta cueva específica» «no podemos determinar con certeza que la cueva sea de hecho el lugar de enterramiento del sumo sacerdote Caifás”.