El Cristo del Gran Amor, la imagen a la que rezaba Maradona

0
102

El Cristo de los Futbolistas recibe a miles de devotos en la Catedral de Buenos Aires

El exfutbolista y estrella, Diego Armando Maradona ha fallecido en la tarde de hoy en Argentina. El «10» era un profeso devoto de una imagen que talló Luis Alvarez Duarte para la ciudad de Buenos Aires, encargada por dos futbolistas que jugaban en los setenta en en Sevilla FC, Héctor Scotta y Daniel Bertoni.

Scotta y Bertoni, tras ganar el Mundial de Argentina de 1978, jugaban en el Sevilla y también Pablo Blanco, cuyo amigo era el escultor imaginero Luis Álvarez Duarte. Fue a Luis quien encargaron una talla de un Cristo Cautivo para Buenos Aires y que se venera en la catedral bonaerense y procesiona los Viernes Santos por la capital de Argentina.

En esta iniciativa colaboraron también otros campeones del mundo argentinos como el portero Ubaldo Matildo ‘El Pato’ Fillol, Olvaldo Ardiles, Alberto Tarantini o ‘El Matador’ Mario Alberto Kempes: sobraban razones para su denominación. Pronto rebautizaron al Señor, con el nombre de «El Cristo de los futbolistas».

Una vez en el templo de la capital argentina, el Cristo fue bendecido por Monseñor Keegan y, desde entonces, se le reza allí y en las calles, desde el pueblo hasta el en aquellos años cardenal de Buenos Aires y hoy Papa Francisco, Jorge Bergoglio, quien compartía además con Scotta la pasión por el San Lorenzo de Almagro.

Héctor Scotta asegura que todos los niños argentinos que quieren ser futbolistas internacionales, ricos y famosos como lo fueron él o Bertoni en los años setenta, Maradona, en los ochenta, y ahora, en el siglo XXI, Messi, le piden suerte en la vida, y con la «bola», al Cristo. Y tantos potenciales futbolistas hay en Argentina y tanto la han tocado que le han tenido que poner un cristal.