jueves, 11 agosto 2022
Booking.com

Virgen de los Remedios: patronazgo y amparo de una comarca

Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,984SeguidoresSeguir
489SuscriptoresSuscribirte

«Sanabria es tierra de María». No hay mejor enunciado para comenzar este artículo que ése.

Y es verdad. La comarca, perteneciente a la provincia de Zamora, guarda verdaderos tesoros con la efigie de la Virgen María. Imágenes y tallas que se veneran con profunda devoción durante todo el año.

Pero si hubiera que destacar una de ellas, sería sin duda la Virgen de los Remedios, a quien va dedicado este artículo.

Bajo su protección, se acoge toda la comarca, ya que ostenta el patronazgo sobre la misma.

Permanece todo el año en el camarín de su Santuario, situado en la N-525, en el término e inicio (según el sentido) de la localidad de Otero de Sanabria.

Imagen

La imagen actual pertence al grupo de las «de vestir» de finales del siglo XVII. Hay constancia de que en 1674, un Maestro de la localidad vecina de Barrio de Lomba, le realizó las manos y al año siguiente la peana. Llama la atención su pelo natural.

Posee dos trajes (blanco y azul) ricamente bordados en oro, que son alternados cada año para su romería. Cuenta también con una presea de oro con piedras engarzadas, así como en su mano derecha, el cetro del Patronazgo de Sanabria rematado con una flor de lis (lirio) símbolo, en el ámbito laico, de soberanía.

Patronazgo de Sanabria

El patronazgo mariano sobre la comarca se asienta en los milagros y favores que han trascendido con los siglos de historia. ¿Cuándo comenzó? Está documentado en el s. XIII, pero sin duda viene de muy atrás. La advocación en dicho siglo era la de «Santa María la Vega de Sanabria».

Posteriormente, la advocación mariana de «Los Remedios» la difundieron en la iglesia los Trinitarios.

Por esta época la antigua «Santa María de la Vega de Sanabria» cambiaría por la que hoy lleva: «Nuestra Señora de los Remedios, Patrona de Sanabria». Este título aparece documentado a comienzos del s. XVIII en una inscripción grabada debajo de la hornacina exterior del camarín, año de 1736.

En 1743 el Papa Benedicto XIV, a través de bula pontificia, ratifica el patronazgo.

Festividad y Romería

Su día grande es el primer domingo de octubre, en que tiene lugar su romería. Ésta cierra el calendario festivo de romerías de la provincia.

La jornada comienza a las ocho y media de la mañana, con el Rosario de la Aurora desde la iglesia parroquial de Otero hasta el Santuario. Desde las nueve de la mañana se celebran eucaristías, siendo la de la una de la tarde, la que mayor número de devotos congrega.

Muchos de ellos, en agradecimiento por alguna gracia concedida, llegan a caminar hasta veinticinco kilómetros, para encontrarse con su Virgen.

Finalizada la Eucaristía Mayor, tiene lugar una procesión que rodea el Santuario, acompañada por el sonido de las gaitas y el repique de las campanas.

La imagen es portada en unas sencillas andas, llevadas por seis personas y escoltada por cuatro candelabros dorados.

Ya una vez terminada, es costumbre acercarse a la imagen de la Virgen y besar las medallas que prenden de su manto, para pedirle su protección y permitir volver al año siguiente.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compartelo!

Más noticias de Diario de Pasión

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,984SeguidoresSeguir
489SuscriptoresSuscribirte