martes, 19 octubre 2021
Booking.com

Real Cofradía del Santo Entierro

Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,717SeguidoresSeguir
464SuscriptoresSuscribirte

⛪️ Sede Canónica

Museo de Semana Santa.

 Viernes Santo

Itinerario y Horas de salida:

Itinerario

Museo de Semana Santa, plaza de Santa María la Nueva, Calle del Corral Pintado, Calle Reina, Plaza de Juan Nicasio Gallego, Plaza Mayor (por el lado del Ayuntamiento), Calle Mariano Benlliure, Plaza del Fresco, Calle de San Vicente, Calle del Riego, Calle de San Torcuato, Calle Santiago, Plaza de Santiago, Calle de Santa Clara, Plaza Sagasta, Calle Renova, Plaza Mayor (por el lado del Cuartel de la Policía Municipal de Zamora, Ayuntamiento viejo), Calle de Ramos Carrión, Plaza de Viriato (por el lado del Parador), Rúa de los Francos, Rúa de los Notarios, Plaza de los Ciento, Rúa de los Notarios, Plaza de la Catedral, donde hará un descanso de 20 minutos.

El retorno se realiza por plaza de la Catedral, Rúa de los Notarios, Plaza de los Ciento, Rúa de los Notarios, Rúa de los Francos, Plaza de Viriato (por el lado del Parador), Calle de Ramos Carrión, Plaza Mayor (por el centro), Plaza Juan Nicasio Gallego, Calle Reina, Calle del Corral Pintado, Plaza de Santa María la Nueva y entrada en el Museo de Semana Santa.

⏰ Horario

Sermón del DescendimientoComienzo de la procesión
16:0016:30

La Cofradía del Santo Entierro es una de las más antiguas de la Semana Santa zamorana, ya que fue creada en 1593 y su primera procesión se produjo al año siguiente; aunque es seguro que tuvo una serie de antecedentes durante todo el siglo XVI.

Inicialmente todos sus miembros eran miembros del gremio de la seda, pero en 1626, ante la fuerte crisis de dicha industria, pierde el carácter gremial y comienza una apacible vida hasta mediados del siglo XVIII en que una fuerte crisis la lleva a su práctica desaparición.

Durante cerca de veinticinco años sigue saliendo la procesión organizada por los vecinos y parroquianos de San Esteban, dado que los dos únicos cofrades que quedaban no se reunían y las propiedades de la Hermandad fueron embargadas.

Reorganizada en 1771, va adquiriendo paulatinamente, sobre todo desde la segunda mitad del siglo XIX, su configuración actual, reforzando el carácter de procesión oficial de la Semana Santa de Zamora.
No obstante tampoco ha resultado una etapa tranquila, pues en 1860 una fuerte riada del Duero destruyó la mayor parte sus bienes y documentos.

El siglo XX va a significarse como un periodo en que se van a ir afianzando las transformaciones producidas desde mediados del siglo XIX, hasta conseguirse la vitalidad de que vive la cofradía en estos momentos, destacando el otorgamiento en 1925 por parte de S.M. Alfonso XIII del título de Real a la cofradía.

Desde su creación ha sido considerada siempre la procesión oficial de la Semana Santa zamorana, como lo sigue siendo, asistiendo a la misma autoridades, eclesiásticas y civiles, y corporaciones. Es también la que presenta un mayor número de grupos escultóricos.

Desde el año 2009 las mujeres forman parte de la hermandad. El pasado año y por primera vez, una mujer formaba parte de la cuadrilla de cargadores del grupo escultórico «La Conversión”.

Durante la procesión, las bandas que van acompañando los pasos interpretan marchas fúnebres.

3400 aproximadamente. Los hermanos y hermanas visten túnica de terciopelo negro, con cíngulo y decenario, siendo introducido en la procesión de 1895. Los cofrades llevan una vara de madera, rematada en un calvario de metal dorado.

 Pasos

La Cofradía cuenta con un total de doce pasos.

«La Magdalena»: obra realizada por Ángel Marcé en 1892. Representa a María Magdalena encaminándose a la tumba de Jesús con un pomo de perfumes.

«La Conversión del centurión»: tallado en el año 2001 por el escultor Fernando Mayoral Dorado. El centurión Longinos está a punto de clavar su lanza en el costado de Jesús ante la presencia de la Virgen María, la Magdalena y San Juan. El centurión parece comprender la muerte del Hijo de Dios en el momento en que el autor representa la escena.

«La Lanzada»: conocido como «Longinos» o «El Caballo de Longinos», es uno de los pasos más populares de la Semana Santa. Obra de Ramón Álvarez en 1868 causó mucho asombro en los zamoranos.

«Santísimo Cristo de las Injurias»: de mediados del s.XVI y autor anónimo.

«El Descendimiento»: el primer grupo escultórico del zamorano Ramón Álvarez, realizado en 1859. A través de seis figuras, representa el momento en que Cristo es descendido de la cruz por José de Arimatea y Nicodemo, en presencia de San Juan, la Virgen María y la Magdalena.

«La Piedad»: obra del imaginero sevillano Manuel Ramos Corona tallada en 2004 y que vino a sustituir la realizada en 1995, con la que no consiguió convencer al público zamorano. Representa a Cristo muerto sobre el regazo de la Virgen María tras el momento de ser bajado de la cruz del martirio.

«El Descendido»: es la primera obra de Mariano Benlliure, tallada en 1879 cuando sólo contaba con quince años de edad. Integrado por ocho figuras: Cristo, la Virgen María, san Juan, la Magdalena, María Salomé, María Cleofás, José de Arimatea y Nicodemo, y representa un llanto sobre Cristo muerto.

«La Conducción al sepulcro»: realizada en 1901 por José María Garrós, representa el momento en que Cristo es trasladado al sepulcro en una sábana por san Juan, José de Arimatea y Nicodemo; la Virgen María y las Santas Mujeres siguen al fúnebre cortejo.

«La Virgen María y San Juan»: obra del imaginero zamorano Ricardo Flecha Barrio en 2004 vino a sustituir las anteriores porque no terminaban de agradar al público zamorano. Representa a la Virgen María desconsolada por la muerte del Hijo, tiene fuertemente sujeta la corona de espinas contra su pecho, mientras el discípulo amado intenta mitigar su dolor.

«Retorno del sepulcro»: obra de Ramón Núñez, realizada en 1927, desfiló hasta 1949 en la procesión de la Cofradía de Nuestra Madre de las Angustias. Posteriormente, la Junta pro Semana Santa se lo donó a la Real Cofradía del Santo Entierro. Representa el momento en que la Virgen María y San Juan se marchan del sepulcro. María Magdalena llorosa sigue junto a la tumba. Nicodemo y José de Arimatea completan la escena.

«Santo Entierro. La Urna»: el Cristo Yacente actual data del año 2002 obra de Luis Álvarez Duarte. La Urna, de madera tallada y que da nombre al paso, es obra de Justo Fernández, que la realizó en 1892 y que permanece en el Museo de Semana Santa durante todo el año. Al Cristo Yacente de Álvarez Duarte se le rinde culto en la Santa Iglesia Catedral.

«Virgen de los Clavos»: obra de Ramón Álvarez de 1887, fue encargada para vestir un magnífico manto que previamente se había bordado en Lyon. Es la última obra de Semana Santa del imaginero, con lo que la cofradía tiene las que fueron la primera y la última obra de este gran imaginero zamorano. Representa a la Virgen con los atributos de la Pasión.


Fuente del texto: Junta Pro Semana Santa Zamora, La Opinión-El Correo de Zamora y libreto «Muchas Semanas Santas y todas tus otras pasiones».

Fotografías: José Luis Fernández (La Opinión-El Correo de Zamora) y José Luis Leal (Junta Pro Semana Santa Zamora).

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compartelo!

Más noticias de Diario de Pasión

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,717SeguidoresSeguir
464SuscriptoresSuscribirte