martes, 19 octubre 2021
Booking.com

Real Cofradía de Nuestra Madre de las Angustias

Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,721SeguidoresSeguir
464SuscriptoresSuscribirte

⛪️ Sede Canónica

Iglesia de San Vicente Mártir.

 Viernes Santo

Itinerario y Horas de salida:

Itinerario

Iglesia Parroquial de San Vicente Mártir, para seguir por calle de San Vicente, calle del Riego, atravesar la calle San Torcuato y continuar por la calle Santiago, calle Santa Clara, plaza de Sagasta, calle Renova, Plaza Mayor (por la fachada Policía Municipal), calle Ramos Carrión, plaza de Viriato, Rúa de los Francos, calle Sor Dositea Andrés, calle las Damas, calle Hospital, plaza Santa María la Nueva, calle Corral Pintado, calle Reina y plaza de San Juan para acceder a la Plaza Mayor (por el centro), donde se efectuará el canto del «Stabat Mater», finalizando con el canto popular de la Salve en honor de Nuestra Madre y retornando las imágenes al templo de partida desde la plaza Mayor por la calle Mariano Benlliure, plaza del Fresco y calle Cuesta de San Vicente.

⏰ Horario

Salida Procesión
23:00

Según la tradición, la Cofradía de Nuestra Madre de las Angustias fue fundada en 1412 por San Vicente Ferrer bajo la denominación de Cofradía de «Dolores y Angustias». Sin embargo, los primeros datos extensos que se poseen son los estatutos de 1579. El nombre oficial de la hermandad era de «la Soledad de la Madre de Dios y Consuelo de los Desamparados». Poco después, en 1581, el mayordomo, y cuatros cofrades acuerdan aforar un huerto propiedad de la iglesia de San Vicente, situado en su muro norte, para construir en él la capilla de Nuestra Madre, lo que no hacen hasta cuatro años después.

En esos momentos, además de la imagen de Nuestra Madre, poseía los pasos del Crucificado con los dos ladrones y San Juan y la Magdalena, así como una figura de Nuestra Señora, que pudiera coincidir con la titular.

En 1602, ante las graves dificultades económicas para concluir la capilla, pasa a depender el patronazgo de la familia que en el siglo XVIII alcanzaría el vizcondado de Garcigrande, lo que marcará un futuro y dará lugar a numerosos pleitos.

Por esas fechas la Cofradía, que era de disciplina (por lo que había miembros de sangre de luz), debía poseer un buen número de grupos escultóricos.

Los Estatutos de 1649 señalan que la procesión iba encabezada por un estandarte de Cristo crucificado, al que seguían las insignias o pasos de San Vicente Ferrer, Jesús atado a la columna, Ecce Homo, la Verónica, el Nazareno, el Crucificado, Nuestra Señora de las Angustias y la Soledad.

En 1794 se realizan unos nuevos Estatutos y, en 1870, se disuelve como consecuencia de un pleito con el vizconde sobre la persona que debía llevar el estandarte; organizándose desde ese año la procesión de forma popular por el párroco de San Vicente. En 1929 se restablece con la estructura actual.

Ostenta el titulo de «Real» concedido por su majestad Felipe VI, desde el mes de diciembre de 2018, pasando a denominarse: Real Cofradía de Nuestra Madre de las Angustias.

La imagen del Cristo es acompañada por un grupo de tambores. Las otras dos imágenes van acompañas por bandas de música.

4500 aproximadamente. Los hermanos y aquellas hermanas que así lo quieran (desde el año 2007), visten túnica de estameña blanca, ceñida con cordón y decenario, y caperuz de terciopelo negro. Llevan hachones. Las hermanas pueden vestir también de riguroso luto, portando vela con tulipa. Todos llevan la medalla de la Cofradía.

Pasos

«Santo Cristo de la Cruz de Carne o de la Misericordia»: obra del siglo XVI, realizado por Arnao Palla.

«Nuestra Madre»: la advocación de Nuestra Madre de las Angustias, o simplemente Nuestra Madre, es una de las de mayor devoción popular en la ciudad de Zamora desde inicios de la Edad Moderna. La actual imagen es obra de Ramón Álvarez, quien la finalizó en 1879. La Virgen es de vestir, teniendo tallados solamente cabeza, pies y manos; el Cristo es totalmente de talla.
Coronada canónicamente el 20 de septiembre de 2014.

«Virgen de las Espadas»: antigua Dolorosa, cuyos orígenes podrían estar en el siglo XVI y cuya figura pasó por las manos del imaginero zamorano Ramón Álvarez. Tras un largo parón desde 1969, la sencilla y menuda imagen volvió a desfilar en 2010, avalada por la devoción profesada por los hermanos.


Fuente del texto: Junta Pro Semana Santa Zamora, La Opinión-El Correo de Zamora y libreto «Muchas Semanas Santas y todas tus otras pasiones».

Fotografías: José Luis Fernández (La Opinión-El Correo de Zamora).

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compartelo!

Más noticias de Diario de Pasión

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
Booking.com
3,183FansMe gusta
5,578SeguidoresSeguir
2,721SeguidoresSeguir
464SuscriptoresSuscribirte