Historias de imagineros: Miguel Ángel Domínguez Caballero

San Judas Tadeo en Madrid

Un veintiocho de octubre más, la Iglesia celebraba la festividad de San Judas Tadeo, patrón de los casos difíciles y desesperados.

¿Habrá Semana Santa en 2021?

OPINIÓN | La nueva normalidad ha dado de lado a las celebraciones religiosas externas, y parece que así será hasta que exista...

Así luce la Virgen del Carmen de Villaverde para su Solemne Quinario

Con motivo de las fiestas del Carmen de Villaverde 2020, la hermandad ha organizado un solemne quinario al no poderse celebrar su...

La Virgen es experta es mil batallas

Mucha es la savia nueva que se destila en distintos puntos de nuestra geografía, savia dotada con un don especial, el de la creatividad y el de la capacidad para conseguir esa unción sagrada, exigida y no siempre recibida de aquellos que deciden poner sus manos y su talento natural a disposición de Dios, el gran artesano.

Las historias que se derivan de la puesta en práctica de este don no dejan de asombrarnos, como puede comprobarse en esta colección que Diario de Pasión tiene a bien acoger en su seno.

Es el turno de Miguel Ángel Domínguez Caballero, un licenciado en Bellas Artes sevillano que, no conforme con crear con las manos, lo hace de cualquier modo que la vida le permita hacerlo. Por ello no es exagerado denominarlo actor, cetrero e imaginero sin incurrir en exageraciones o error.

Sus expertas manos han dado vida a imágenes de gran devoción y calado. De entre ellas, he querido rescatar una que me parece preciosa, y estoy seguro que los lectores estarán de acuerdo conmigo.

Para ello hay que recibir con honores a una invitada de excepción, su mujer, Sara, quien jugará un papel importante si no protagonista. Esta guapa gaditana, natural de San Fernando quiso un día enamorarse de un artista, y ya se sabe lo que ocurre en estas situaciones.

Corría el año 2014 cuando a un joven Miguel Ángel le encargan la realización de la Virgen de Buena Esperanza para la parroquia de San Marcos de la localidad gaditana de San Fernando. Rápidamente podemos realizar la correlación entre dicha advocación y el estado de gestación que caracterizaría a la Madre de Dios.

Por aquel entonces Sara era novia del imaginero, natural del barrio y ya se hablaba de que el novio de la joven “cañailla” era diestro en el arte de manejar sus manos para dar vida al barro y la madera, situación ideal teniendo en cuenta que el proyecto previamente presentado por un artista local no había sido del agrado de los feligreses, ávidos de verter todo su amor y de consolar todas sus penas en diálogo con la más bella de las mujeres.

Si sumamos dos más dos… Finalmente el encargo llegó y con ello el reto. Se trataba de una imagen poco habitual, una Virgen embarazada y el fruto de su vientre, nada más y nada menos que Jesús.

Sara jugó un papel fundamental al inspirar el rostro de un boceto que se materializó en madera. Luis Álvarez Duarte puso su maestría y directrices en la policromía, imprimaciones y encarnadura. Seguro que desde el cielo disfruta con esta bonita historia.

Llegó el día tan esperado de la bendición. Muchas eran las mujeres embarazadas que esperaban para encomendarse a los cuidados de la Divina Enfermera, al modelo de Madre en ciernes al que hay que emular.

Las emociones se encontraban a flor de piel. Y Ella no decepcionó. No tardó en ser conocida como “La Virgencita embarazada” y concede audiencia diaria para que todas las mujeres encintas que deseen le pidan consejo o su intercesión ante el fruto de su vientre para que les conceda el don de la maternidad.

Amigos que tengo en “La Isla” me comentan que se trata de una Virgen Milagrera, que ha permitido que conciban en aquellas orillas mujeres que habían renunciado a ese estado de buena esperanza, ya fuera por motivos médicos o etarios. Y es que lo que no consiga la mujer preñada por excelencia…

Miguel Ángel y Sara se casaron delante de la Virgencita embarazada a la que el párroco le concedió permiso para presidir el altar ¿o fue al revés? Sin duda, un día inolvidable.

La vida está escrita por Dios y sus renglones sabemos que muchas veces se encuentran torcidos.

En su deseo de procrear, Sara quedó en estado pero el embarazo no pudo llegar a término por razones médicas. El vacío, enorme, quedó prendado en sus vidas.

Aún quedaba la opción de rogar a la Virgen a la que tanto querían y Ella no los decepcionó.

La mayor de las bendiciones, la de un hijo, se hizo realidad. Esa criatura, tan buscada, tan querida, fue bautizado, cómo no, delante de… Sí, lo han adivinado: la misma que devolvía a la pareja el favor que tuvieron de mimarla tanto en la habitación en la que la vieron nacer.

La Virgen cumple sus promesas y está a la altura cuando le es requerida su ayuda.

Sin duda, una preciosa historia que contar. Lo que no saben ni Miguel Ángel ni Sara es que la cara de su hijo Fabio se hizo según las órdenes que el Niño Jesús le dictó a Su Madre desde el mismo vientre.

Francisco Javier Torres Gómez

¿Te ha gustado este artículo?

¡síguenos!

1,932FansMe gusta
4,050SeguidoresSeguir
1,947SeguidoresSeguir
151SuscriptoresSuscribirte

San Judas Tadeo en Madrid

Un veintiocho de octubre más, la Iglesia celebraba la festividad de San Judas Tadeo, patrón de los casos difíciles y desesperados.

Más noticias de Diario de Pasión

Javier Cumplido, realiza su primera dolorosa para Granada

El joven escultor e imaginero Javier Cumplido, de Palma del Río (Córdoba), ha realizado su primera Virgen dolorosa a tamaño natural (mide...

La Salud de Puerta Nueva presenta su nueva imagen de Judas

La imagen acompañará a Jesús de la Salud el próximo Jueves de Pasión de 2021.La presentación de...

Historias de imagineros: Fernando Castejón López

Unción religiosa reconocida por la autoridad eclesiásticaLa vida de Fernando Castejón se encuentra indisolublemente unida a la de...